En forma

¿Es mejor levantar pesas despacio o rápidamente?

Por todos es sabido que el ejercicio anaeróbico (aquel que comprende actividades físicas basadas en la fuerza como el levantamiento de pesas) es muy importante para la ganancia de masa muscular.

levantamiento de pesas

Para que se produzca la hipertrofia o crecimiento muscular es necesario estimular las fibras musculares, provocando micro-roturas que llevan luego a su regeneración y crecimiento.

Existen muchas formas de ejecutar el levantamiento de pesas. Algunos deportistas prefieren hacer repeticiones rápidas y otros aseguran que es mejor hacerlas lentamente. ¿Sabes qué opción da mejores resultados? En este artículo vamos a analizarlo a fondo ya que el tiempo o velocidad con la que realizamos los ejercicios va a estimular de una manera u otra el crecimiento muscular.

Dos métodos diferentes

Hay numerosos estudios que aseguran que realizar repeticiones rápidas ayuda a levantar más peso ya que el músculo se fatiga menos. Esto a su vez que ganemos resistencia y el músculo crezca rápidamente.

Pero por otro lado, si realizamos repeticiones lentas de unos 10 segundos, el músculo estará en tensión mucho más tiempo. Esto hará que se incremente el flujo sanguíneo y con ello nuestros músculos crecerán más.

En base a esto podemos decir que ambos métodos son positivos y que de cualquiera de las maneras que elijamos, ganaremos masa muscular.

Cuando ejecutas el levantamiento de pesas de forma rápida, favoreces la fuerza explosiva (fibras de color blanco conocidas como FT) las cuales tienen mayor tamaño que las rojas, lo que se traduce en que nuestros músculos crecerán más. Además, como mencionamos hace un momento, al hacer repeticiones rápidas el músculo se cansa menos y esto aumenta nuestra resistencia.

El aumento de la fuerza explosiva y el aumento de la resistencia se traduce en un incremento de potencia y un retraso en la fatiga muscular, lo que retrasará el fallo muscular y hará que nuestros músculos crezcan más.

Por otro lado, si levantas las pesas lentamente potenciarás la concentración muscular y la congestión de fibras. Esto trae consigo un aumento del flujo sanguíneo que propicia la llegada de nutrientes hacia los músculos favoreciendo así su crecimiento.

Entrenar durante más tiempo el músculo conlleva a un aumento de la fibra muscular magra. Este es el aspecto más beneficioso de levantar pesas lentamente, desarrollar de forma más eficiente nuestra fuerza consiguiendo mejores músculos.

En definitiva, la principal diferencia está en la fuerza y la potencia. Levantar más peso o tener una fuerza explosiva superior. Esto se debe a que las fibras que trabajamos en ambos casos son completamente distintas. Las repeticiones rápidas implican a las fibras musculares FT o fibras blancas, mientras que las repeticiones lentas implican a las fibras ST de contracción lenta, también llamadas fibras rojas y que desarrollan una mayor resistencia ante la fatiga muscular.

Otros factores a tener en cuenta

Como en cualquier tipo de entrenamiento, la genética es un factor decisivo. En función de la proporción y tipo de nuestras fibras musculares podemos beneficiarnos más de un tipo de entrenamiento u otro.

Otro aspecto crucial es la alimentación. Para cumplir con tus objetivos y conseguir que el músculo crezca necesitas proporcionar a tu cuerpo una ingesta adecuada de calorías (puedes incluir batidos de proteínas en tu dieta).

Recuerda que el descanso también es muy importante. No caigas en el error de excederte en tus entrenamientos y respeta los períodos de recuperación de la fatiga muscular si quieres conseguir mejores resultados.

Biografía

SomosBellas

Copywriter y periodista freelance en Emprendecontuweb. Me especializo en la redacción de contenidos optimizados para SEO en los blogs corporativos de mis clientes. Me apasiona la lectura y dedico parte de mi tiempo libre al cuidado de los animales.