Remedios naturales

Aromaterapia para combatir los síntomas de la alergia

La primavera está a nuestra puerta y con ella llegan las molestas alergias que muchas de nosotras sufrimos con resignación.

aromaterapia y alergias

La alergia está causada por una reacción de nuestro sistema inmunitario ante factores exógenos como pueden ser el polvo, la polución, la caspa de las mascotas y por supuesto el polen de algunas plantas que comienzan su floración en primavera.

Entre los síntomas más comunes se encuentran los estornudos, la irritación ocular, picazón en la piel, urticaria o congestión nasal. La gravedad de la alergia puede variar dependiendo de la persona. En los casos más graves puede darse dificultad para respirar y un cuadro de síntomas conocido como «anafilaxia» que requiere de atención médica urgente ya que puede poner en riesgo la vida.

Con esta aclaración queremos matizar que no todos los cuadros de alergia pueden tratarse con remedios naturales. Sin embargo si se trata de una alergia leve y estacional, puedes aliviar sus síntomas con ayuda de la aromaterapia.

Muchos aceites esenciales tienen propiedades depurativas y descongestivas que pueden hacer que te sientas mejor sin necesidad de recurrir a los antihistamínicos.

Además, algunos de estos aceites poseen también propiedades antimicrobianas que ayudan a eliminar la fuente del alérgeno, calmando las erupciones cutáneas y facilitando la respiración.

¡Comienza ya a usarlos y cuéntanos los resultados!

Aceite de manzanilla

aceite de manzanilla para las alergias

Tiene propiedades antiinflamatorias y sedantes. Es muy útil para aliviar la picazón de la piel o las erupciones cutáneas provocadas por una reacción alérgica.

Por si no lo sabíais, el aceite esencial de manzanilla es uno de los que poseen mayor concentración de compuestos químicos entre los que predominan el camazuleno, ácido tíglico y ácido antémico. También tiene flavonoides, antioxidantes como los taninos, minerales y vitaminas C y B.

Se extrae bajo un proceso de prensado en frío en el que se utilizan las semillas y las flores de la planta, en este caso de la manzanilla.

Una gran ventaja de este aceite es que puede aplicarse directamente sobre la piel sin necesidad de mezclarlo con otro aceite portador, aunque dada su concentración te recomendamos no abusar de este remedio para no causar irritaciones.

Aceite de eucalipto

aceite de eucalipto para las alergias

Es un expectorante natural. Nos ayuda a aliviar la congestión nasal, limpiar las vías respiratorias y respirar fácilmente.

Si tienes rinitis alérgica y la nariz completamente bloqueada, puedes utilizar un inhalador de vapor con aceite esencial de eucalipto para reducir la hinchazón de los senos paranasales y conseguir alivio.

También puede emplearse tópicamente para hacer masajes. En este caso tendríamos que diluir unas cuantas gotitas de aceite esencial de eucalipto en otro aceite vegetal como el aceite de jojoba o el aceite de almendras.

Aceite de lavanda

aceite de lavanda para las alergias

Actúa como un antiestamínico natural.

El aceite de lavanda es conocido por sus propiedades dermatológicas cicatrizantes, pero también se puede utilizar para tratar reacciones alérgicas de la piel o mitigar los síntomas del asma.

Los compuestos químicos presentes en el aceite esencial de lavanda inhiben la producción de histamina, reduciendo así la inflamación de las vías respiratorias. Todo lo que debes hacer es colocar unas gotitas de este aceite en tu almohada para dormir tranquila y relajada.

Aceite de limón

aceite de limón para las alergias

Tiene propiedades antisépticas. Limpia las toxinas del cuerpo combatiendo al alérgeno causante de los estornudos y la tos.

Es importante tener en cuenta que el aceite esencial de limón vuelve a la piel fotosensible así que no debe aplicarse nunca directamente sino diluido en otro aceite vegetal y evitar las exposiciones solares durante las horas siguientes. Para aliviar los síntomas de la rinitis alérgica, lo mejor es emplearlo en un difusor de esencias y respirar así su aroma terapéutico hasta que nos sintamos menos congestionadas.

Aceite de menta

aceite esencial de menta para las alergias

Limpia las vías respiratorias y nos ayuda a expectorar. Su secreto es el mentol, un componente del aceite esencial de menta que tiene propiedades antiinflamatorias y resulta muy eficaz para tratar la rinitis alérgica y el asma bronquial.

Añade unas gotitas a tu disfusor de esencias e inhala su aroma durante unas horas ¡verás cómo te sientes mejor! También puedes emplearlo para hacer masajes en el pecho, diluyéndolo previamente en un aceite portador como el aceite de jojoba o el aceite de coco.

Aceite de tomillo

aceite de tomillo para las alergias

Posee propiedades antiespasmódicas, antimicrobianas, antifúngicas y antivirales. Gracias a todo esto ayuda a inhibir las reacciones inflamatorias del cuerpo, aliviando los síntomas del asma o de la bronquitis.

Puedes diluirlo con una buena cantidad de aceite de almendras y realizar friegas con esta loción sobre el tórax.

¡Cuéntanos qué te han parecido estos remedios!

También te puede interesar

Biografía

SomosBellas

Copywriter y periodista freelance en Emprendecontuweb. Me especializo en la redacción de contenidos optimizados para SEO en los blogs corporativos de mis clientes. Me apasiona la lectura y dedico parte de mi tiempo libre al cuidado de los animales.