En forma

Síntomas de la anorexia

La anorexia es un trastorno de la conducta alimentaria que conduce a un estado de inanición provocado por el propio enfermo, derivando en una considerable pérdida de peso y una serie de problemas físicos o de salud asociados a ella.

síntomas de la anorexia

No debe confundirse, como sucede a menudo, la anorexia (síntoma) con la anorexia nerviosa. El término «anorexia» procede del griego -an (negación) + órexis (apetito, hambre, deseo) es decir, inapetencia o ausencia de apetito. Este síntoma puede darse en circunstancias muy diversas como por ejemplo, una enfermedad digestiva. Por el contrario, la «anorexia nerviosa» no es un síntoma sino un trastorno psicológico acompañado de una distorsión de la propia imagen y que puede tener consecuencias muy graves para la salud.

Una enemiga silenciosa

Al igual que sucede con la mayoría de enfermedades, los síntomas de la anorexia no se manifiestan en un día. Todo podría empezar con una inocente dieta para bajar de peso, que se va haciendo cada vez más restrictiva, con menús y planes de ejercicio elaborados por el propio enfermo en lugar de por un endocrino o un experto en nutrición.

La anorexia no tiene límites de edad ni preferencias por sexo. Puede darse tanto en hombres como en mujeres, y en adolescentes o personas de la tercera edad.

El anoréxico pierde el control y la pérdida de peso se convierte en algo obsesivo para él. Una vez que ha alcanzado el peso deseado, querrá seguir bajando porque sigue insatisfecho con alguna parte de su cuerpo.

Si se llega a perder el 25% del peso corporal puede hacerse necesario el ingreso hospitalario ya que el paciente habrá alcanzado niveles serios de desnutrición.

¿Qué síntomas presenta una persona con anorexia?

No existe un patrón único de comportamiento ni los daños físicos son los mismos en todas las personas, pero en general los síntomas de la anorexia más comunes son:

  • Miedo a engordar o a tener obesidad, aún cuando el peso corporal está por debajo del mínimo recomendado.
  • Percepción distorsionada de la propia imagen corporal
  • Preocupación excesiva por la cantidad de calorías que tienen los alimentos que se consumen a lo largo del día.
  • Fatiga y debilidad ocasionadas por una ingesta insuficiente de nutrientes esenciales.
  • Presión arterial baja
  • Sensación de frío
  • En el caso de las mujeres, alteraciones de los ciclos menstruales
  • Aparición de un vello fino y largo en la espalda, antebrazos, muslos o mejillas
  • Estreñimiento crónico
  • Piel seca y caída del cabello
  • Cambios de conducta, depresión o irritabilidad

Si conoces a alguien de tu entorno que padezca estos síntomas, trata de ayudarlo siendo comprensivo y sugiriéndole ayuda profesional. No puedes obligarle a buscar ayuda pero sí ofrecerle tu apoyo e indicarle a dónde puede dirigirse para pedir información.

También te puede interesar

Biografía

SomosBellas

Copywriter y periodista freelance en Emprendecontuweb. Me especializo en la redacción de contenidos optimizados para SEO en los blogs corporativos de mis clientes. Me apasiona la lectura y dedico parte de mi tiempo libre al cuidado de los animales.