En forma

Ponte en forma practicando Body Pump.

Si deseas un cuerpo definido y tonificado pero te aburre entrenar a diario con máquinas de gimnasio, hoy te hablaremos de una actividad integral que tradicionalmente se asociaba al fisioculturismo, pero que cuenta cada vez con más adeptos entre todo tipo de amantes del fitness. Nos referimos al Body Pump.

Body Pump

La principal ventaja del Body Pump es que combina ejercicios aeróbicos y anaeróbicos, es decir, cardio y pesas. Gracias a ello puedes aumentar tu masa muscular y quemar gran cantidad de calorías en una sola sesión de entrenamiento.

Muchos gimnasios modernos ofrecen Body Pump entre sus actividades dirigidas así que no te costará encontrar un centro donde practicarlo.

¿Cómo es una clase de Body Pump?

Las clases de Body Pump duran aproximadamente una hora practicando ejercicio al ritmo de la buena música. Casi siempre se distribuye en diez canciones o tracks: la primera para el calentamiento, otras ocho para realizar ejercicios y la última para hacer estiramientos al final de la sesión.

Durante la clase se emplean diferentes materiales como barras, discos de distinto peso o bancos de step. El objetivo es trabajar todos los músculos del cuerpo de forma controlada; aunque si tu meta es adelgazar, el Body Pump también puede ser beneficioso para ti. En una sola sesión es posible quemar nada más y nada menos que 500 kcal. convirtiéndose así en una de las mejores rutinas para mantenernos en el peso ideal y conseguir un cuerpo tonificado.

Estructura de una clase de Body Pump

Los ejercicios variarán dependiendo de la coreografía que vayamos a realizar, pero casi siempre se incluyen los siguientes:

  • Calentamiento: dura apenas unos minutos y tiene como objetivo preparar los músculos para el trabajo duro. Suele emplearse la barra sin peso o discos y mancuernas de un peso liviano.
  • Sentadillas: es un ejercicio destinado a ejercitar los cuádriceps y glúteos. Pueden hacerse con una barra con peso o con un kettlebell.
  • Pectorales: suelen hacerse flexiones de pecho con extensión completa de brazos o a medio recorrido, aperturas o flexiones normales.
  • Espalda: generalmente se hacen pesos muertos, remos y levantamientos por encima de la cabeza.
  • Tríceps: realizaremos extensiones verticales con barra, flexiones de tríceps y fondos.
  • Bíceps: tomando mancuernas de diferentes pesos, realizaremos el clásico ejercicio de curl de bíceps.
  • Zancadas: se hacen generalmente con barra o combinándolas con el ejercicio de sentadilla.
  • Hombro: estos ejercicios sirven para desarrollar los músculos deltoides y trapecio superior. Pueden hacerse flexiones de hombros, elevaciones frontales o laterales.
  • Abdominales: suelen reservarse como ejercicio final (aunque no siempre sea así). Te recomiendo echar un vistazo a estos ejercicios con balón medicinal o pesas rusas para definir el abdomen.
  • Estiramientos: al finalizar el entrenamiento se reserva un último track para estirar. Con esto favorecemos la distensión de las fibras musculares evitando el riesgo de sufrir contracturas o posibles lesiones.

¿Qué os ha parecido este resumen? ¿Os animaríais a comenzar la operación bikini con una clase de Body Pump?

También te puede interesar

Biografía

SomosBellas

Copywriter y periodista freelance en Emprendecontuweb. Me especializo en la redacción de contenidos optimizados para SEO en los blogs corporativos de mis clientes. Me apasiona la lectura y dedico parte de mi tiempo libre al cuidado de los animales.