aceite de oliva para el cuidado de la piel

Además de ser valorado por sus propiedades nutritivas y medicinales, el aceite de oliva también es conocido por sus virtudes cosméticas. Descubre cómo cuidar tu piel y ahorrar en productos de belleza usando este maravilloso ingrediente.



Beneficios del aceite de oliva para el cuidado de la piel.

El aceite de oliva tiene un alto contenido en vitaminas (sobre todo vitamina E y K) y antioxidantes que lo convierten en un ingrediente muy valioso para la fabricación de cosméticos.

  • Tiene propiedades nutritivas, regeneradoras y suavizantes gracias a su aporte en vitamina E.
  • Retrasa el envejecimiento de la piel por su acción antioxidante.
  • Es rico en ácidos grasos esenciales que restauran la humectación natural de la epidermis.
  • El principal componente de este aceite es el acido oleico que proporciona elasticidad a las membranas celulares y por lo tanto a toda la piel.
  • Es excelente para realizar masajes terapéuticos y un buen aceite vehicular de los aceites esenciales puros.
  • Protege la piel frente al frío, la sequedad ambiental o la contaminación.

A continuación te enseñaremos a preparar algunas mascarillas caseras con aceite de oliva y otras soluciones cosméticas muy prácticas. Si tu piel es más bien seca te vendrán fenomenal, pero si tienes el cutis más bien graso te recomendamos usar en su lugar aceite de jojoba que es menos denso y no obstruye tanto los poros.

Mascarilla hidratante con aceite de oliva y miel

mascarilla de aceite de oliva y miel

Necesitas:

  • Dos cucharadas de aceite de oliva
  • Una cucharada de miel de abejas

La preparación es muy sencilla ya que sólo tienes que mezclar los dos ingredientes y aplicar la mascarilla sobre el rostro ya limpio con ayuda de un pincel.

Espera unos 30 minutos para que el tratamiento surta efecto y luego aclara con abundante agua tibia.

Esta mascarilla es rica en fructosa, glucosa y AHA. Nutre la piel en profundidad gracias a su alto contenido en vitaminas, minerales y enzimas naturales. A las propiedades humectantes del aceite de oliva se une el poder cicatrizante y bactericida de la miel.

¡No hay mascarilla casera más económica y efectiva para hidratar el cutis y prevenir las arrugas!

Exfoliante casera con aceite de oliva

Necesitas:

  • Dos cucharadas de aceite de oliva
  • Una cucharada de azúcar

Mezcla ambos ingredientes y extiende la exfoliante sobre el cutis previamente humedecido. Realiza movimientos circulares y ascendentes con las yemas de los dedos insistiendo en la zona de la frente, barbilla y aletas de la nariz que es donde se depositan más impurezas y células muertas. Al terminar, tonifica e hidrata tu cara como lo haces normalmente.

Desmaquillante de ojos con aceite de oliva

Mezcla una cucharada sopera de aceite de oliva con un poquito de infusión de manzanilla. Empapa un algodón en esta loción y desmaquilla tus ojos con ella.

Esta receta no sólo es útil para retirar restos de maquillaje, además te servirá para fortalecer tus pestañas y favorecer su crecimiento natural.

Mascarilla casera con aceite de oliva e infusión de salvia para la piel normal

Necesitas:

  • Dos cucharadas de aceite de oliva
  • Tres cucharadas de infusión de salvia muy concentrada
  • Una clara de huevo
  • Una cápsula de vitamina E (opcional)

Preparación:

Comienza preparando la infusión de salvia muy concentrada y aparta tres cucharadas soperas de esta infusión para elaborar tu mascarilla. Añade después la clara de huevo, el aceite de oliva y la cápsula de vitamina E. Remueve bien la mezcla para que se integren todos los ingredientes.

Coloca la mascarilla sobre el cutis limpio y deja que actúe unos 15 ó 20 minutos aproximadamente. Después retira con agua fría.

Puedes usar esta mascarilla casera con aceite de oliva y salvia dos o tres veces a la semana para lucir un cutis luminoso y suave.

Aceite de oliva y árnica para hacer masajes

masajes con aceite de oliva

Si sufres dolores musculares este aceite relajante te ayudará a aliviar las molestias y sentirte mejor.

Necesitas:

  • 100 cc. de aceite de oliva virgen
  • 20 gramos de hojas de árnica
  • 20 gramos de romero
  • Una cucharada de gel puro de aloe vera

Preparación:

Coloca el aceite de oliva al baño maría con las hojas de árnica y romero. Mantén la mezcla a fuego suave durante veinte minutos sin dejar que hierva.

Pasado este tiempo, cuela el aceite resultante con un colador y deja que se entibie. Una vez que esté casi a temperatura ambiente, añade el gel de aloe vera y remueve con cuidado para que se integre.

Envasa en un frasco de vidrio opaco y deja macerar este aceite para masajes durante un mes. Puedes agitarlo un poco cada día para que se mantenga en buenas condiciones.

Utiliza este aceite para hacer masajes relajantes y reducir el dolor muscular. El romero, las hojas de árnica y el aloe vera tienen propiedades antiinflamatorias mientras que el aceite de oliva es un excelente aceite vehicular para mezclar con otras hierbas y plantas medicinales.