El aceite esencial de abedul se obtiene por destilación al vapor de las yemas y cortezas del abedul blanco (Betula alba) de la familia Betulaceae.

El abedul es un árbol originario del hemisferio norte y que llega a medir entre 15-20 metros de altura. Sus ramas son delgadas, de corteza blanca y hojas ovaladas de color verde claro. Las propiedades medicinales están presentes en las yemas o brotes jóvenes, la savia, la corteza e incluso las cenizas. Comparte con el olivo, el roble, la encina o el sauce blanco, el privilegio de ser uno de los grandes árboles medicinales de la farmacopea europea.

La imagen del abedul está asociada a los legendarios druidas centroeuropeos que lo consideraban como el árbol de la sabiduría y de la inmortalidad del alma. Con la savia elaboraban pócimas curativas hacia el final del invierno, mientras que con las ramas jóvenes fabricaban varas para ahuyentar a los malos espíritus.

En las Highland escocesas se usaba su savia para tratar dolencias del hígado mientras que en Escandinavia era costumbre golpearse las extremidades con los ramilletes jóvenes para reactivar la circulación de la sangre. Los bosques de abedul son una de las imágenes más características del paisaje ruso. De su madera se fabricaban artesanalmente las famosas muñecas rusas o matrioshkas y también raquetas para la nieve.

Los abedules también abundan en la geografía de Norteamérica y aparecen a menudo en los relatos de los primeros exploradores de las montañas del norte tal como refleja en su obra Jack London que en el relato «Montar una hoguera» cuenta cómo un explorador solitario perdido en el inmenso bosque de Yukón, al noroeste de Canadá, trata de salvarse de morir congelado haciendo una hoguera con madera de abedul.

En España, al igual que en el resto de Europa, tenemos dos especies de abedul muy similares: el abedul pubescente (Betula alba) y el abedul común (Betula pendula) que se extienden por la cordillera cantábrica, los Pirineos y las montañas del Sistema Central.

¿Cómo es el aceite esencial de abedul?

El aceite esencial de abedul tiene un olor balsámico y es de color amarillo pálido. Es un aceite difícil de conseguir debido a la destilación al vapor lenta y destructiva de la corteza del árbol. Muchas empresas sólo lo venden de forma estacional y en cantidades limitadas.

Abedul Dulce Aceite Esencial - 100ml - 100% Puro

Abedul Dulce Aceite Esencial - 100ml - 100% Puro

  • Aceite esencial dulce de abedul
  • 100 ml
  • 100% puro
  • Aromaterapia
  • Cuidado de la piel

17,95€
Comprar en Amazon
Precio a la hora de escribir este artículo (Precio incl. tasas, condiciones de envio en Amazon)

Composición química del aceite esencial de abedul.

El aceite de abedul tiene una composición química similar a la de otros aceites esenciales, con un 98% de monotropitósido (que le confiere sus propiedades antiinflamatorias y analgésicas) y un 10% de betulina (alcanfor del abedul).

 Principios activos y componentes principales:

  •  Aceite esencial (0,04-1%): contiene hasta un 98% de monotropitósido, que se transforma por hidrólisis enzimática, en presencia del agua, en salicilato de metilo. Uno de los principales componentes es un heterósido, la betulina (alcanfor del abedul).
  •  Flavonoides (2-3%): hiperósido, rutósido, kenferol, quercitrósido, miricitrósido.
  •  Triterpenos tetracíclicos derivados del damareno (betulafoldiendiol, -triol y -tetrol) y del lupano (betulinol, ácido betunílico).
  •  Otros: Vitamina C, carotenos, ácidos fenólicos, taninos catéquicos, ácido nicotínico, procianidoles de bi y triflavonoides.

Propiedades y beneficios del aceite esencial de abedul.

El aceite esencial de abedul tiene propiedades analgésicas, antisépticas, anticelulíticas, astringentes, depurativas, diuréticas, febrífugas y antimicóticas.

Podemos aprovecharnos de sus beneficios colocándolo en un difusor de esencias o mezclando algunas gotitas en otro aceite de base vegetal para hacer masajes.

Aceite esencial de abedul para la artritis, la reuma y la gota.

El aceite esencial de abedul es rico en salicilato de metilo, un compuesto con propiedades analgésicas y conocido por calmar el dolor muscular y articular.

Para los problemas circulatorios.

También es útil en casos de mala circulación y acumulación de toxinas. Su uso frecuente mejora la apariencia de la celulitis infecciosa.

Para bajar la fiebre.

Es un remedio natural para reducir los estados febriles en caso de gripe o resfriado.

Para la alopecia.

El aceite esencial de abedul previene la caída del cabello y ayuda a fortalecer los folículos pilosos. También evita la proliferación de caspa y la sequedad en el cuero cabelludo.

Para la piel grasa, con eccemas o psoriasis.

Gracias a sus propiedades astringentes y antiinflamatorias es especialmente útil para el cuidado de la piel grasa, congestionada o con problemas como la dermatitis y la psoriasis. Desinfecta los poros y favorece la cicatrización de las heridas gracias a su efecto antiséptico.

Contra las picaduras de insectos.

El aceite esencial de abedul también se utiliza como remedio casero para prevenir las molestas picaduras de insectos en primavera y verano.

Contraindicaciones del aceite esencial de abedul.

El aceite esencial de abedul no es tóxico ni irritante, pero se recomienda evitarlo durante el embarazo y lactancia ya que sus efectos secundarios aún no han sido probados. Tampoco se recomienda en niños menores de dos años o pacientes en tratamiento con anticoagulantes.