La acupuntura es una terapia alternativa surgida de la medicina tradicional basada en la creencia de que existen unas líneas energéticas que atraviesan el cuerpo, llamadas meridianos, y que al insertar agujas en puntos muy específicos de nuestro cuerpo podemos abrir estos canales de energía, tratando así los síntomas de algunas enfermedades.

acupuntura


Además del tratamiento del dolor, la acupuntura en sus distintas variedades, tiene otras aplicaciones: trastornos del sueño, dejar de fumar, depresión, etc. Ahora la Sociedad Norteamericana de Menopausia (NAMS) ha llegado también a la conclusión de que la acupuntura contribuye a reducir la frecuencia y la intensidad de los sofocos de la menopausia. En el estudio han participado 869 mujeres con edades comprendidas entre los 40 y los 60 años.

Aunque no se pudo determinar qué provoca esta mejoría en las pacientes, los investigadores piensan que la acupuntura actúa disminuyendo los niveles de beta-endorfina en el hipotálamo, como consecuencia de las bajas concentraciones de estrógeno, y que estos niveles más bajos podrían influir sobre la termorregulación.

Margery Gass, directora ejecutiva de la NAMS ha declarado que aunque todavía no se conocen las causas de los sofocos de la menopausia, la acupuntura podría convertirse en una buena alternativa no farmacológica para reducirlos.