agua de arroz


Hace un par de días escribimos un pequeño artículo sobre cómo hacer una limpieza de cutis casera para refrescar la piel del rostro en profundidad y eliminar el exceso de células muertas que progresivamente van taponando los poros.

Hoy os traemos un nuevo tip para eliminar las impurezas, pero se trata en esta ocasión de un remedio casero muy económico y conocido desde hace siglos por la medicina tradicional china: el agua de arroz.

El almidón del arroz tiene propiedades hidratantes, sirve para blanquear el cutis y es además un poderoso exfoliante. Bastará con verter unos puñados de arroz orgánico (libre de pesticidas) en un cuenco y cubrir con agua, removiendo hasta que el agua quede blanquecina.

Guardaremos este líquido y lo aplicaremos con un algodón dando ligeros golpecitos sobre todo el rostro hasta que los excesos de grasitud sean absorbidos por completo.

También es posible elaborar una máscara con papel tissu empapándola en el líquido y colocándola sobre nuestra cara dejando que actúe unos 10 minutos.

Tu piel quedará muy suave y si eres constante en su uso puede solucionar algunos problemas de pigmentación. Te invitamos a ver el siguiente video donde se explica el proceso de elaboración paso a paso.