Muchas veces para lograr un maquillaje de acabado profesional, no necesitamos comprar los cosméticos más caros del mercado sino saber aplicarlos bien y, sobre todo, elegirlos correctamente.


Base de maquillaje

Algunas mujeres afirman que no logran el tono uniforme que desearían con su base de maquillaje, incluso al usar una esponja blender. Para que el fondo de maquillaje quede parejo es imprescindible que la piel esté perfectamente limpia antes de aplicar el producto. Tal vez pienses que tu piel está limpia porque no presenta suciedad ni restos de maquillaje, pero la propia polución ambiental unida a la sudoración del rostro, es suficiente para impedir que el maquillaje se fije bien.

El siguiente paso es colocar la crema hidratante que nos ayudará a mejorar la aplicación del maquillaje. Aquí es importante elegir un producto indicado para nuestro tipo de piel. Si sientes la base pesada o muy grasosa, posiblemente la crema elegida no sea la más indicada. Prueba con una de composición libre de aceites.

Si tu piel es normal pero brilla al colocar la base, decídete por una menos untosa y más fluida.

Para el cutis mixto lo mejor es extender primero una loción hidratante oil free y luego una crema más densa en las partes secas del rostro.

Otra cuestión importante para que la base se vea natural es usar un color similar al de tu tono de piel. Recuerda que la función de la base no es ocultar imperfecciones (para esto se utilizan los correctores) sino darle luminosidad al cutis y unificar el tono. Para quitarte años y que tu maquillaje se vea natural, elige un color muy similar al tuyo pero en una tonalidad un poco más clara para lograr ese toque de luz en tu cara.

Estilizar facciones

Si tienes la frente muy ancha, oscurece la zona cercana al nacimiento del cabello con un corrector oscuro y difumina bien para que no se note el corte.

Para angostar una nariz ancha, colocaremos el tono oscuro en los laterales de la misma. En cambio si la nariz es bastante larga, puedes acortarla visualmente con un poco de corrector oscuro en la punta.

Para afinar un mentón pronunciado, aplica un poco de base más oscura o corrector oscuro en el ángulo inferior del mismo.

Correctores

Si tu piel es grasa opta por correctores en stick. En cambio si tienes la piel seca lo mejor es el formato en polvo o en crema.

Nunca abuses de la cantidad de corrector, sobre todo si es en polvo ya que el exceso de producto puede depositarse en las arrugas acentuándolas todavía más.

Recuerda que el corrector se coloca siempre después de la base.

Sombras de ojos

Los tonos neutros como el vainilla o el terracota quedan genial en todo tipo de pieles.

Las sombras marrones sirven para dar profundidad y sientan de maravilla a las mujeres de ojos oscuros.

La gama de los azules favorece mucho a las mujeres de ojos claros.

El verde es un color versátil que destaca tanto los ojos marrones como los verdes y oscuros. Eso sí, si usas sombras de este color debes maquillar tu boca con un labial neutro para no ir sobrecargada.

Recuerda que a pesar de que las sombras perladas aportan luminosidad, si nos excedemos en la cantidad de producto podemos acentuar las arrugas del contorno de ojos.

Delineador

Debe aplicarse lo más cerca posible de la línea de las pestañas. Si el delineador es en lápiz, no presiones con mucha fuerza pues podrías romper la punta y la línea quedará torcida.

En verano utiliza delineadores waterproof para evitar que tu maquillaje se corra con el sudor.

El color negro es muy intenso y sirve para dar profundidad a la mirada, pero puedes cambiar de look usando diferentes tonalidades: gris, azul o violeta para los ojos azules, amarillo, verde o bronce para los ojos verdes y marrones y dorados para los ojos oscuros. Si tienes los ojos café, te quedará bien casi cualquier color: beige, amarillo, durazno, verde, colores tierra o azul oscuro.

Máscara de pestañas

La máscara de color negro sienta bien a todo tipo de ojos y puedes usarla de día o de noche.

La máscara marrón da volumen sin endurecer la mirada. Es ideal para usar durante el día.

La máscara azul resalta los ojos marrones, mientras que la de color violeta se ve muy bonita en los ojos verdes.

Las máscaras transparentes fijan y dan forma a las pestañas. Quedan muy bien en un maquillaje nude.

Si se corre la máscara mientras la estás aplicando, humedece un hisopo en desmaquillante de ojos no graso y frota suavemente hasta quitar los restos de producto.

Para que tus pestañas no se peguen o salgan grumos, evita que el aplicador de la máscara esté muy cargado. Si quieres deshacer los grumos que ya han quedado adheridos, utiliza un peine separador de pestañas o un aplicador seco de algún envase vacío.