La vitamina C es una de las más necesarias para el cuerpo humano ya que entre otras cosas mantiene activo nuestro sistema inmunológico, mejora la absorción del calcio y es un poderoso antioxidante natural.



En invierno los cambios de temperatura y la humedad ambiental, pueden ocasionar una caída de las defensas en nuestro organismo (sobre todo en personas ancianas, enfermas o que de algún modo tienen comprometido su sistema inmunológico). Por esta razón es una buena idea incluir en nuestra dieta una dosis extra de vitamina C.

A continuación, te daremos una lista de los alimentos que poseen esta vitamina en cantidades aceptables. ¡Toma buena nota!

  • Cítricos (naranja, limón, mandarina, etc.)
  • Fresas
  • Papaya
  • Cerezas
  • Kiwi
  • Pimientos
  • Guayaba
  • Sandía
  • Coliflor
  • Brócoli
  • Piña
  • Tomate

Como puedes ver, la vitamina C se encuentra mayoritariamente en las frutas pero también en algunas hortalizas y legumbres. Lo mejor es consumir alimentos frescos y ricos en vitamina C (ensaladas, macedonia, batidos) ya que esta vitamina es frágil y pierde parte de sus propiedades cuando la sometemos a temperaturas elevadas.

¡Ya lo sabes! Para prevenir la gripe en invierno y mantenerte sana y llena de energías, incrementa poco a poco el consumo de alimentos ricos en vitamina C.

No olvides que para seguir una alimentación balanceada y sin carencias nutricionales, es necesario incluir todo tipo de alimentos en tus comidas diarias.