La alta joyería tiene una serie de elementos que la hacen especial y única. Se define por la calidad y exclusividad de sus creaciones, todo un arte que utiliza como materia prima los metales nobles y las piedras preciosas.

Con el paso del tiempo, la tradición orfebre ha ido evolucionando y depurándose gracias al descubrimiento de nuevas técnicas que dan como resultado piezas increíblemente bellas. Sortijas, pendientes, broches o colgantes creados para recordar los mejores momentos de nuestra vida.

Una muestra de esta unión entre tradición y modernidad es Marfil Joyeros, la firma de Alta Joyería en Valencia se inspira en la mujer del siglo XXI: innovadora, original, atrevida y que desea lucir joyas tan especiales como ella.

Un poco de historia

La empresa familiar fue creada en 1978 por Manuel Marfil y su esposa María José Tallada. En un comienzo se dedicaba a la comercialización de perlas cultivadas de Tahití.

En 1996 se inauguró su primera joyería en Valencia y ya en 2005 con la segunda generación Marfil al frente, se abre el espacio Marfil Joyeros en un edificio histórico de la calle Cirilio Amorós. La firma inicia entonces su expansión hacia los mercados internacionales, mirando hacia el futuro sin dejar de lado los valores tradicionales. Así tenemos la línea Marfil Heritage con joyas de época para amantes del coleccionismo, una línea dedicada en exclusiva a las joyas nupciales y alianzas de compromiso y otra línea de diseño más minimalista y contemporánea.

Marfil Joyeros te ofrece también la posibilidad de crear en sólo tres clicks la joya de tus sueños con las formas, materiales o piedras preciosas que más te gusten. Para diseñar tu joya a medida sólo tienes que visitar la sección Mix & Match y seleccionar cada pieza de tu diseño. En la parte derecha del monitor verás el resultado final y el precio de la joya.

Joyas Carrera y Carrera

Una pieza de alta joyería tiene una impronta propia que le permite distinguirse de cualquier otro diseño. Así son las joyas Carrera y Carrera: pequeñas obras de arte, reconocidas y apreciadas en todo el mundo por su estilo único y rompedor.

Suelen ser piezas de gran tamaño con un fuerte componente simbólico. La maestría de los acabados y la perfección de sus gemas eleva estas creaciones a la categoría de joyas de culto por los entendidos en la materia.

Carrera y Carrera también es fruto de una larga tradición familiar que se inicia en 1885 cuando José Esteban Carrera abrió un pequeño taller de joyería artesanal en la madrileña calle de Santa Isabel, donde adquirió fama por sus trabajos de tallado en piedras preciosas. En las décadas sucesivas, varios familiares tomaron las riendas del negocio hasta que en los años ’70 Manuel Carrera y Juan José Carrera (bisnietos de su fundador) crearon la marca.

Desde entonces, las joyas de Carrera y Carrera han recibido el reconocimiento internacional como una de las 30 marcas de joyería más prestigiosas del mundo, convirtiéndose en un icono del lujo y del buen gusto. Entre sus clientes se cuentan mujeres de la realeza, modelos o actrices como Eugenia Silva, Demi Moore, Jennifer López, Olivia Wilde y Olivia Palermo.

Te dejamos con algunas de nuestras creaciones favoritas de Carrera y Carrera disponibles en el catálogo de Marfil Joyeros.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de – (@marfiljoyeros)

¡Las orquídeas! Esas flores tan hermosas y admiradas por los artistas del Art Decò, cobran vida en esta colección de Carrera y Carrera. Un bellísimo conjunto formado por maxi-collar y anillo en oro amarillo, rubíes y diamantes.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de – (@marfiljoyeros)

También de la colección «Orquídeas» con zafiros y brillantes.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de – (@marfiljoyeros)

La arquitectura y la escultura son una fuente de inspiración en estas piezas exclusivas de alta joyería con un elevado grado de perfección artística. Los brillantes y las piedras semi-preciosas como el ónix se combinan entre sí para resaltar el brillo y hacer de esta sortija una pieza única.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de – (@marfiljoyeros)

Una garza en un estanque de hielo. Una joya excepcional que destaca por la forma de trabajar el metal, cuidando al máximo los acabados para lograr la textura de las plumas o la delicadeza del movimiento del cuello del ave. Una vez más, el arte de la escultura inspira esta maravilla que despierta admiración entre los amantes de la alta joyería.

¿Qué opináis de estas creaciones? Sin duda cualquier joya es valiosa, pero no todas ellas son una obra de arte que se pueda apreciar como tal; y ya sabemos que el arte sobrevive a las modas. ¿Te has enamorado alguna vez de una joya irrepetible?