aprovechar gloss

El brillo labial o lip gloss es uno de los estilos de maquillaje que más triunfa en la calle ya que proporciona una apariencia muy juvenil y natural. Muchas chicas piensan que el llamado “look nude” solamente es adecuado para el día mientras que por la noche es preferible decidirse por los labiales más cubrientes. Sin embargo, por lo general, el brillo labial resulta mucho más hidratante que las barras de labios y es también más fácil de retocar a lo largo de la noche.


Si quieres sacarle más partido a tu lip gloss, apúntate estos sencillos tips y se convertirá en el cosmético preferido de tu kit de maquillaje.

Labios con más volumen

El brillo labial tiende a crear mayor sensación de volumen en tus labios, pero conseguirás que luzcan mucho más si previamente exfolías la zona. Gracias a este sencillo truco se reactivará la circulación sanguínea haciendo que tus labios aumenten. La exfoliación sirve, además, para eliminar las pequeñas pielecitas que se forman a veces como consecuencia del frío o de otros factores.

¿Cómo aplicar el lip gloss?

El lip gloss se aplica directamente y sin perfilar antes los labios por lo que no es conveniente que abuses del producto para evitar que se salga.

¿Transparente o con color?

Existen lip gloss transparentes y otros con color. Los brillos transparentes sientan bien a todo el mundo. En el caso de elegir un producto con color, la elección dependerá nuevamente del tono de tu piel: si esta es morena, te favorecen los frambuesa, anaranjados y coral pero, si tu piel es clara, debes optar por la gama de los rosa y los tonos albaricoque.

Úsalo con tu labial para ganar volumen

Otra posibilidad consiste en aplicar una fina capa de lip gloss después del labial para crear mayor sensación de volumen. Este truco es muy favorecedor, pero recuerda aplicar siempre el brillo con un pincelito y no con el aplicador que tiene el propio cosmético porque sino, al introducirlo de nuevo en el envase, mancharás el producto.

¡Hazlo tú misma!

Recuerda que también puedes elaborar tú misma un lip gloss casero utilizando ingredientes como la miel o la mermelada de fresa. En este artículo te contamos cómo.