¿Notas la piel descamada e irritada por el sol? Hoy te traemos una receta fantástica para aliviar quemaduras solares leves, grietas en los talones o picaduras de insectos. Este bálsamo casero es el producto milagroso que necesitas para cuidar tu piel en verano.


Necesitas:

Preparación:

  1. Pesa todos los ingredientes por separado.
  2. Coloca un recipiente al baño María con la cera y los aceites de macerado de caléndula y manzanilla.
  3. Espera a que la cera se derrita removiendo de vez en cuando con una espátula de madera para obtener una pasta de textura homogénea.
  4. Retira del fuego y espera a que baje la temperatura. Cuando esté tibia, añade el resto de aditivos mezclando bien con unas varillas.
  5. Guarda tu bálsamo en un recipiente limpio y desinfectado.

Este producto te servirá para curar la piel irritada de cualquier parte del rostro o del cuerpo, aunque si vas a usarlo en la cara te recomendamos aplicarlo solamente sobre las zonas afectadas.