¿Sabías que algunos cosméticos industriales emplean colorantes sintéticos en su composición? En el caso de los glosses y pintalabios estas sustancias pueden introducirse en la boca, y la cuestión es que prácticamente todos los días sin saberlo las estamos ingiriendo.


Según varios estudios de la Comisión Científica Europea sobre Seguridad para el Consumidor (FDA), se calcula que al día ingerimos unos 0,08 gramos de estos pigmentos y aunque el reglamento europeo es uno de los más estrictos en lo que respecta a la seguridad de las fórmulas cosméticas, siempre es preferible evitar aquellos que tengan metales pesados como el plomo, el mercurio o el cadmio pues podrían acumularse si no son eliminados por el organismo, aunque es raro que esto suceda.

En lo que respecta a los pigmentos naturales, tenemos también excelentes alternativas. Uno de los más usados es el polvo de remolacha que sirve para dar color rojo a todo tipo de cosméticos, incluso jabones y bombas de baño.

En nuestro artículo de hoy te proponemos preparar un bálsamo labial casero con polvo de remolacha, ideal para hidratar y dar color a tus labios en cualquier momento del día.

Necesitas:

Preparación:

  1. Calienta en un recipiente al baño María la cera de abejas, la manteca de karité y el aceite de ricino.
  2. Una vez que la cera esté fundida, retira el recipiente del fuego y espera a que baje un poco la temperatura.
  3. Añade poco a poco el polvo de remolacha removiendo constantemente con un palito de madera para que no se formen grumos.
  4. Por último agrega a la mezcla la vitamina E y el aceite esencial. Transfiere a un envase con tapa de rosa y deja que repose hasta que se solidifique.

¡Disfruta de tu bálsamo labial con polvo de remolacha!