Son uno de los ejercicios más completos para trabajar el tren inferior del cuerpo ya que implican el trabajo muscular de glúteos, cuádriceps, femorales y abductores. Pero, además, dependiendo del tipo de sentadilla que practiques y de la constancia de tu entrenamiento,  pueden resultar también beneficiosas para:

  • Quemar calorías.
  • Mejorar la resistencia y ganar fuerza en las piernas.
  • Tener un cuerpo más flexible.
  • Prevenir la osteoporosis.
  • Ejercitar el abdomen y los glúteos consiguiendo así un vientre plano y unas nalgas más firmes.




¿Nos ponemos a hacer unas sentadillas?