El aceite de jojoba es uno de los aceites vegetales más utilizados en cosmética natural por sus excelentes propiedades para el cuidado de la piel y del cabello: regula la producción de sebo, hidrata y nutre en profundidad, elimina la caspa y aporta brillo y suavidad a tu melena.


La jojoba es un arbusto que crece en zonas muy secas y desérticas. Es originaria del desierto de Sonora al norte de México. Los antiguos mayas ya conocían sus beneficios y le atribuían propiedades mágicas. Los indios americanos también la emplearon como planta medicinal.

El aceite portador de jojoba

En realidad el aceite de jojoba no es un aceite como tal, sino una cera líquida. Está compuesto por ésteres de cera (ceramidas) y su estructura se asemeja mucho a la del sebo de la piel por lo que no desestabiliza su pH; esto lo convierte en un excelente humectante natural para todo tipo de pieles.

Cuando se utiliza como aceite portador de masaje, actúa como un emulsionante con el propio sebo natural de la piel, hidratándola y nutriéndola en profundidad.

Contiene muchos ácidos grasos esenciales: palmítico, palmitoleico, esteárico, oleico, linoleico, alfa-linolénico, araquidónico, eicosenoico, behénico, erúcico y lignocérico. Estos ácidos grasos son poderosos antioxidantes naturales. También es rico en vitaminas A, D y E que favorecen la regeneración celular, ácidos grasos Omega-6 y Omega-9 y Docosanol, un alcohol graso saturado conocido por sus propiedades antivirales y que se utiliza como tratamiento del herpes labial.

Además, el aceite de jojoba presenta ácido mirístico en su composición. Esta sustancia le otorga propiedades antiinflamatorias siendo un excelente hidratante natural para la piel con acné.

Por último, debemos destacar que el aceite de jojoba es suave y no irritante: equilibra la piel grasa, alivia la piel sensible, hidrata la piel seca y ayuda a controlar los brotes de acné.

Naissance Aceite Vegetal de Jojoba Dorada

Naissance Aceite Vegetal de Jojoba Dorada

  • Aceite de jojoba dorada 100% puro, natural y prensado en frío.
  • Su aroma es sutil y su color amarillo claro.
  • Perfecto para pieles grasas, sensibles y combinadas. Su textura ligera ayuda a equilibrar la producción de sebo en la piel, dejándola hidratada naturalmente. Rico en ácidos grasos esenciales y vitamina E natural, ideal para hidratar la piel, el cabello, las manos, las uñas o para usarlo como aceite de masaje base o aceite de aromaterapia. Se puede mezclar con aceites esenciales para crear tus propias combinaciones.
  • INCI: Simmondsia chinensis
  • Vegano 🌻 y no probado en animales🐇

20,99€
Comprar en Amazon
Precio a la hora de escribir este artículo (Precio incl. tasas, condiciones de envio en Amazon)

Aceite de jojoba para el cabello

El aceite de jojoba también es popular en los tratamientos capilares. Usándolo regularmente, evitarás la caída excesiva del cabello y el exceso de sebo en los folículos pilosos.

Al ser capaz de mezclarse con el sebo natural del cuero cabelludo, este aceite ayuda a disolver y a desplazar la grasa que normalmente obstruye al folículo impidiendo que el cuero cabelludo se oxigene correctamente.

Los productos capilares que contienen aceite de jojoba en su composición, proporcionan al cabello brillo y suavidad haciendo que luzca más fuerte y sano. Eso sí, la mayoría de productos comerciales incluyen cantidades muy bajas de aceite de jojoba debido a su elevado precio en comparación con otras sustancias sintéticas. Por eso lo mejor es hacer nuestros propios champús y mascarillas o bien añadir directamente unas gotitas de aceite sobre las puntas de la melena para evitar que se partan.

¿Cómo conservar el aceite de jojoba?

El aceite de jojoba no se enrancia con facilidad a diferencia de otros aceites. Aún así, conviene almacenarlo en un lugar alejado de la luz solar directa y de la humedad. Cierra bien el recipiente después de cada uso para que se conserve como el primer día.