delineado ojos de gata

Si te encanta este look tan felino,  de aire retro y con un delineado muy definido para dar a tu mirada una expresión seductora, hoy te contaremos el truco para conseguir un rabillo perfecto, sin torcerse y sin que se formen pegotes.


¿Cómo conseguir el look “ojos de gata”?

En primer lugar, para este tipo de delineado necesitamos usar un eyeliner líquido y de punta fina. También puedes hacerlo con un eyeliner en gel y un pincel muy finito pero si tu pulso no es excelente, te recomendamos la primera opción.

Comienza a trazar una línea muy fina y pegada al borde de las pestañas desde la mitad del párpado móvil. Una vez que llegues al final del párpado, empieza a dibujar una colita un poco levantada desde el extremo exterior del ojo y continúala hacia el interior hasta que se una con la línea de las pestañas que trazamos anteriormente.

Esta será la línea de partida para trabajar nuestro delineado. Continuaremos repasándola, sin dejar de pegarnos al borde de las pestañas para engrosarla y lograr el nivel de dramatismo que deseemos. En esta segunda pasada, llegaremos también hasta el lagrimal e iremos rellenando el espacio existente entre la parte más elevada del rabillo y el nivel de nuestras pestañas.

Para finalizar, abre bien los ojos y repasa con cuidado y con poca cantidad de producto la zona del lagrimal. Cierra la esquina exterior descendiendo un poco para definir la forma del rabillo,  y repasa ligeramente el borde del párpado inferior.

Para dar color a la línea de agua utilizaremos un lápiz de ojos de color negro muy fino. No te olvides de rizar tus pestañas y de aplicar la máscara. Si es necesario, peina y maquilla también un poco tus cejas.