maquillaje de ojos para una cena de empresa


Si tienes una cena pendiente con tus jefes o futuros clientes y no sabes cómo arreglarte para la ocasión y, más en concreto, cómo ir maquillada, en nuestro artículo de hoy te daremos una serie de consejos prácticos para que elijas el look más acertado para la ocasión, el cual debe favorecerte y a la vez proyectar una imagen de seriedad y profesionalidad.

Sé femenina, pero huye de excentricidades

Se trata de ir algo más maquillada de lo que sueles ir habitualmente al trabajo pero sin olvidarte de que no es una fiesta con los amigos. No abuses de la cantidad de los productos cosméticos a la hora de maquillarte y elige colores que no sean demasiado llamativos pero que tengan algo de presencia: tonos pastel, salmón, verdes, etc.

Es preferible trabajar más el maquillaje de ojos y dejar tu boca en tonos nude ya que los labios tienen mayor connotación de sensualidad.

Trata de huir en cambio de ciertos detalles que son más propios de un look para salir los fines de semana, por ejemplo, pestañas postizas, rabillos, combinaciones de colores demasiado rompedoras, etc.

Mirada descansada

Conseguirás desinflamar tus ojeras utilizando remedios naturales como la teína, la manzanilla o el aceite de almendras. Si no han desaparecido totalmente, puedes recurrir al maquillaje para disimularlas: primero aplicaremos un buen contorno de ojos sobre la zona a tratar, dando pequeños golpecitos con la yema de los dedos para facilitar la absorción del producto; luego extenderemos el corrector antiojeras difuminándolo bien con un pincelito. Debe ser uno o dos tonos más claro que la base de maquillaje pues la ojera, por lo general, es oscura y el objetivo es iluminar la zona.

Una sombra clara bajo el arco de la ceja y un toquecito de luz en el lagrimal, te ayudarán a crear la sensación de un ojo más abierto.

Cosméticos hipoalergénicos

No caigas en el error de maquillarte ese día con sombras, correctores o bases baratas o productos que no sean hipoalergénicos. Tus ojos podrían comenzar a picarte y a lagrimear, haciendo que el maquillaje se corra. Para las pestañas es preferible usar fórmulas waterproof.

Sin brillos

Si tienes la piel grasa, es posible que tu maquillaje empiece a “sudar” a las pocas horas por efecto de las calefacciones y el ambiente haciendo que aparezcan indeseados brillos.

Para evitarlo, debes limpiar y tonificar muy bien tu cutis antes de comenzar a maquillarte. Elige bases no oleosas, satinadas y mates o bien, un fondo de maquillaje mineral en polvo. Sobre la zona T, aplica una leve pasada de polvos traslúcidos y no olvides tampoco llevar en tu bolso unos papeles secantes. Presiónalos sobre las zonas que comiencen a engrasarse.