El running tiene muchas modalidades. Hace unos meses os hablamos del jogging y otra modalidad menos conocida de la que hoy te hablaremos, es el trail.

¿Qué es el trail running?

Es una modalidad de running que se practica fuera de pista, por lo general en la montaña, con el propósito de unir la pasión del deporte con la Naturaleza y experimentar el reto de correr por diferentes tipos de relieve.

Beneficios del trail running

Como podéis imaginar, el trail running exige mucha concentración y prudencia (además de una buena musculatura en las piernas), pero cuenta también con muchos beneficios para la salud:

  • Reduce el riesgo de sufrir lesiones graves: las lesiones se producen por los impactos contra el suelo y las superficies del trail son blandas que el asfalto.
  • Mejora la técnica de carrera: el terreno de montaña tiene diferentes desniveles y nos obliga a hacer zancadas más cortas y rápidas que en el asfalto. Esto a su vez potencia un mejor apoyo del pie.
  • Oxigenar el cuerpo: el aire de la montaña es más limpio que el de la ciudad. Si recibimos más oxígeno durante la carrera, mejoraremos nuestra capacidad cardio-pulmonar y resistencia durante el entrenamiento.
  • Aumentar nuestra fuerza: es uno de los principales beneficios que nos aporta el trail running como deportistas. Correr por terrenos con ascensos y descensos, aumenta la fuerza del tren inferior del cuerpo y esto se nota después en nuestras marcas en pista.

Zapatillas para practicar trail running

Las zapatillas para correr trail no son iguales que los modelos que se utilizan para correr en pista.

La diferencia principal es la suela. Las zapatillas de trail están pensadas para correr en un terreno desigual (con rocas, barro, raíces, arena…) mientras que las zapatillas de running convencionales están orientadas al asfalto, un pavimento regular y estable. Por este motivo las zapatillas de trail suelen tener unos tacos prominentes mientras que las de asfalto buscan el máximo contacto con el suelo.

Otro elemento importante es el “Rock Plate”, una protección que encontramos en las zapatillas de trail para evitar la agresión de piedras y otros elementos del terreno en la planta del pie.

El corte superior de las zapatillas también es algo diferente en las dos modalidades. En el running se prioriza la ligereza y la transpirabilidad por encima de la protección. Las zapatillas de trail en cambio tienen como objetivo la protección del pie frente a elementos externos y ofrecen también una mayor protección para mantener la pisada estable.

Algunos modelos

Antes de comprar unas zapatillas trail running debes conocer tu tipo de pisada, las condiciones meteorológicas y la cantidad de kilómetros que recorrerás a diario.

Estas son algunas de las mejores marcas del momento:

Saucony Xodus

La Xodus es el modelo icónico de la casa americana Saucony, que versión tras versión ha ido ganando adeptos por unas cualidades que le otorgan personalidad propia y un público fiel. La Xodus es una zapatilla para largas distancias que siempre se ha caracterizado por su robustez y fiabilidad.

Los nuevos modelos Saucony Xodus incorporan la tecnología Everun que consiste en la la introducción de una pieza intermedia entre la media suela y la plantilla. sta pieza es un nuevo polímero de TPU que ofrece una alta capacidad de absorción y reactividad haciendo que esta zapatilla sea realmente cómoda.

Ver en Amazon todas las zapatillas Saucony Xodus para hombre y mujer

Salomon S-LAB FELLCROSS

Gracias a su cobertura impermeable son perfectas para carreras con mucho desnivel y malas condiciones meteorológicas.

Ver en Amazon todas las zapatillas Salomon S-LAB FELLCROSS

Adidas Terrex Boost GTX

Ideales para correr competiciones de trail ya que ofrecen una amortiguación máxima y son muy ligeras.

Ver en Amazon todas las zapatillas Adidas Terrex Boost GTX

Brooks Cascadia 9

Unas zapatillas robustas, cómodas y ligeras. Su tecnología Shield Rock nos protege de las piedras puntiagudas y otros peligros del trail running.

Ver en Amazon todas las zapatillas Brooks Cascadia 9