Las pieles sensibles son hiperreactivas, por ello los productos cosméticos que se utilicen para su cuidado deben estar exentos de sustancias químicas de síntesis y sólo contener ciertos componentes químicos de origen natural.



Por eso, en nuestro artículo de hoy te enseñaremos a preparar una crema casera para la piel sensible, libre de parabenos y siliconas que podrían irritarla. Se trata de una receta muy sencilla ya que sólo tendrás que remover y mezclar los ingredientes que te iremos indicando.

Necesitas:

Preparación:

  1. Pesa todos los ingredientes por separado.
  2. Añade el aceite de rosa mosqueta a la crema base y remueve con una espátula de madera para que se integre.
  3. Por último, añadimos a nuestra crema unas gotitas de aceite esencial de cedro, que le aportará a la crema propiedades calmantes.
  4. Una vez bien mezclados todos los ingredientes, envasamos nuestra crema en un envase de cristal limpio y esterilizado.
  5. Usar a diario mañana y noche sin olvidarnos de usar protección solar durante el día.