Tener un pelo fuerte y sano comienza por alimentarse de forma adecuada. ¿Sabes qué nutrientes son imprescindibles para tu melena?



Según los expertos, una dieta adecuada para el cabello excluye las grasas saturadas y garantiza un aporte suficiente de proteínas, azufre, zinc, hierro y vitaminas del grupo B. Las proteínas, el azufre y el zinc son indispensables en la síntesis de la keratina, el hierro favorece la oxigenación de las raíces y la vitamina B ayuda a renovar las células del folículo piloso. Dos alimentos destacan por su aporte en nutrientes para el cabello: el huevo y las lentejas, que contienen una cantidad importante de estos elementos que acabamos de mencionar.

No a las grasas saturadas

Favorecen la acumulación de toxinas en el torrente sanguíneo, depositándose en el cuero cabelludo y entorpeciendo la micro-circulación capilar. Modera el consumo de alcohol, embutidos, comida rápida o frituras.

El rol de las proteínas

Son esenciales en la formación de keratina que refuerza la fibra capilar. También contienen aminoácidos azufrados presentes en la estructura de cabello. El aporte de proteínas debe ser de unos 75 gramos diarios.

Alimentos con alto contenido en azufre y zinc

Las ostras, la yema de huevo, las lentejas y los cereales son una buena fuente de azufre y zinc en tu dieta.

La importancia del hierro

Es vital en la formación de glóbulos rojos que transportan el oxígeno hasta las raíces capilares. La falta de este mineral suele provocar el empobrecimiento del cabello, que se vuelve fino y se cae. El aporte de hierro recomendado es de 15 a 20 miligramos por día.

Ten en cuenta que la vitamina C facilita la absorción del hierro. Por eso es aconsejable tomar un zumo de naranja natural durante las comidas. En cambio los taninos del té inhiben la absorción del hierro por lo que debemos tomarlo fuera de las comidas.

Vitaminas del grupo B

Estimulan la renovación celular, particularmente la de los folículos pilosos cuya regeneración es la más rápida de todas las células del organismo.

La vitamina B3 aumenta la circulación de la sangre en las raíces, la vitamina B5 ayuda a que el pelo crezca, la vitamina B6 es esencial en el metabolismo de las proteínas azufradas de la keratina y la vitamina B8 controla la secreción sebácea.