Siempre recalcamos la importancia de seguir una dieta saludable si nuestro objetivo es bajar de peso, ya que si bien los resultados serán más lentos, estaremos tranquilas sabiendo que nuestros hábitos alimenticios no tendrán repercusiones sobre nuestra salud.


Desgraciadamente, la desesperación por vencer al sobrepeso lleva a muchas personas a seguir dietas poco balanceadas que prometen resultados en muy poco tiempo: son las llamadas «dietas relámpago».

Una de estas dietas es la llamada «dieta cetogénica» o «dieta de las grasas» que consiste en eliminar por completo los hidratos de carbono de nuestras comidas y consumir solamente alimentos con un alto aporte en grasas y proteínas.

La dieta cetogénica provoca una rápida pérdida de peso ya que obliga al organismo a recurrir a las reservas grasas para producir energía al no disponer de ninguna fuente de carbohidratos.

Efectos secundarios de la dieta cetogénica

Es cierto que bajaremos de peso con la dieta de las grasas pero ¿es perjudicial para nuestra salud? La respuesta es . Nuestro organismo se acostumbra al consumo de alimentos de alto contenido graso por lo que cada vez que necesita energía y sintamos sensación de hambre, volveremos a comer otra ración de alimento rico en grasas y así contínuamente. No olvidemos que el consumo excesivo de grasas aumenta la posibilidad de padecer colesterol malo. Por otra parte, una dieta con demasiadas proteínas puede tener repercusiones sobre el buen funcionamiento de nuestro sistema renal.

Algunos expertos, relacionan también la carencia de hidratos de carbono en la dieta con la depresión, el desánimo o el cansancio excesivo. Por algo son el pilar de una alimentación sana y equilibrada.

Por último, la dieta cetogénica también es deficitaria en fibra y esto puede ocasionar problemas de estreñimento o intestino perezoso.

Recuerda que antes de seguir una dieta de forma prolongada, debes acudir a la consulta de un endocrino o experto en nutrición pues no es lo mismo bajar un par de kilos siguiendo dietas rápidas por unos cuantos días que solucionar un problema de sobrepeso, algo que va a requerir cambiar nuestros hábitos y adoptar un estilo de vida más saludable.