La colección primavera-verano de Benetton ya está aquí. Un auténtico arcoiris de colores, desde los tonos pastel al amarillo, rosa, azul y verde agua para empezar con optimismo el cambio de temporada.


Además de los básicos imprescindibles en cualquier fondo de armario, Benetton apuesta por los vestidos veraniegos, camisas, shorts, mucho denim y prendas de tendencia militar. Se trata de un estilo sencillo, cómodo y versátil que los entendidos en moda bautizan como «retro-chic», una mirada atrás hacia la frescura de los look de la década de los ’50 y ’60, romántica y juvenil.

Entre los complementos de la colección, destacan los maxi-bolsos (muy útiles para estos meses de verano en los que solemos cargar con más cosas de lo habitual).

También podemos encontrar sombreros, pañuelos, gafas de sol y alegres pulseras de colores para combinar según nuestro gusto personal.