peinado de novia


Si hay un peinado que es casi obligado elegir con esmero es aquel que llevarás el día de tu boda. Es una ocasión que, de sobra cabe decir, se repetirá una o muy pocas veces. El peinado juega una parte fundamental dentro del estilismo de la novia, hasta el punto de que un look para el cabello inadecuado o poco favorecedor puede arruinar un vestido precioso.

Lo más aconsejable es acudir a un peluquero profesional y hacerte una o dos pruebas previas al gran día. Posiblemente ya tengas una idea más o menos definida de lo que quieres conforme a tu gusto personal, pero nunca viene mal tener en cuenta una serie de consideraciones: el peinado nupcial debería ser elegido pensando en tus facciones, la longitud y tipo de tu cabello, el estilo de vestido que lo va a acompañar, si llevará o no velo, etc…

Para que todo esté a punto para el gran día y evitar sorpresas desagradables de última hora, ve definiendo tus ideas con antelación. Ciertos procedimientos como los cambios de coloración o las permanentes deben hacerse al menos un mes antes de la boda. Un corte de puntas para sanear tu melena unas semanas antes del enlace, revitalizará tu cabello dándole a tu peinado un aspecto mucho parejo y cuidado.

En nuestro artículo de hoy te daremos unas cuantas recomendaciones e ideas creativas que abrirán tu abanico de posibilidades. Comenzaremos enumerando los diferentes tipos de peinado nupcial que existen, te asesoraremos sobre aquellos que pueden sentarte mejor, que encajan de modo más fiel con tu personalidad y el tipo de ceremonia, y te informaremos sobre la última moda en estilismos para el cabello de la novia, adornos para complementar un moño o recogido, etc.

Presta atención a tu peinado de novia y nunca te arrepentirás de mirar una y otra vez las fotos de tu boda pues estarás segura de haber acertado en tu elección.

Tipos de peinado de novia

Existen infinidad de estilos y combinaciones pero básicamente, cualquier tipo de peinado puede clasificarse en uno de estos grupos:

Recogidos altos

Son sinónimo de elegancia y atemporalidad. Ideales para llevar con velo, vestidos palabra de honor o para dar protagonismo a tus joyas o complementos.

peinado de novia recogido alto

Los recogidos altos favorecen sobre todo a las mujeres con rostro ovalado y facciones armoniosas, pero si tu cara es redonda o tu mandíbula es cuadrada tampoco tienes por qué renunciar a esta opción necesariamente, simplemente elige un estilo de moño más despeinado y con mechones sueltos. El moño «estilo bailarina» debería utilizarse únicamente en perfiles casi perfectos ya que deja el rostro totalmente despejado. Tampoco sienta bien a las mujeres excesivamente delgadas, con hombros huesudos y clavículas marcadas o a aquellas que tienen algo de papada.

En estas fotos os presentamos algunas variaciones de moños y recogidos para novia que se llevarán esta temporada. Como podéis observar, existen muchas variantes tanto en las proporciones del recogido (más ancho o más alto), el estilo de cabello (liso o rizado) y en cuanto a la posibilidad de dejar el rostro totalmente despejado o con algunos mechones sueltos o flequillo.

Semirecogidos

Consiten en sujetar mechones laterales de nuestra melena hacia arriba o atrás, dejando algunos de ellos sueltos para jugar con diferentes formas y volúmenes.

semirecogido novia

 

Este tipo de peinado admite una gran cantidad de variaciones para adaptarse a cualquier tipo de rostro y de personalidad. Sientan bien a mujeres de rostro alargado, ovalado, cuadrado o en forma de corazón. Teniendo en cuenta la forma de tu cara, tu estilista o peluquero jugará con los volúmenes de tu cabello para conseguir las proporciones armónicas deseadas. Por ejemplo, si tus facciones son alargadas, conviene no exagerar el volumen en la parte superior mientras que si tu cara es más pequeña, te sentará de maravilla un semirecogido con tupé.

Las posibilidades de un semirecogido son casi infinitas y amplían el abanico de opciones de un estilista frente a los recogidos más convencionales.  En las siguientes fotografías te presentamos algunas ideas para que te orientes.

En el siguiente video podéis ver también cómo se hace paso a paso un precioso semirecogido muy juvenil.

 

Los semirecogidos exigen una melena sana, cuidada y con un largo mínimo para su ejecución pero si no cumples estas condiciones, siempre puedes utilizar postizos o extensiones.

Cabello suelto

Ya sea rizado, ultraliso o con románticas ondas al agua, es la elección perfecta para las novias más jóvenes que optan por la sencillez y también para aquellas chicas que siempre llevan la melena suelta y no quieren aparentar ser otra persona el día de su boda.

El cabello suelto puede llevarse con ondas ligeras, rizos definidos por tu peluquero o bien ultraliso. En este último caso, te recomendamos que te informes con tu estilista sobre la técnica del alisado japonés o los alisados progresivos a base de keratina.

Aunque pienses que llevar la melena suelta el día de tu boda es una opción muy simple y que da pie a pocas variaciones, no siempre es así. Te invitamos a ver las siguientes fotos para que lo compruebes aunque debes ser realista y tener en cuenta que el acabado final dependerá de tu tipo de cabello.

Recogido bajo

recogido bajo para novia

Es una elección clásica, sencilla y tradicional. Favorece sobre todo a las mujeres que tienen el rostro en forma de corazón ya que la mayor parte del volumen del peinado se concentra en la parte de la nuca equilibrando las dimensiones faciales. También suelen llevarlo a menudo las novias que lucen velo o mantilla ya que este tipo de moño soporta bastante bien el peso del velo.

En el siguiente video podéis ver cómo se elabora paso a paso un semirecogido bajo con mechones de cabello retorcidos. El tupé le da un aire muy sofisticado y juvenil.



Cabello corto

Tener el cabello corto el día de tu boda no es ningún inconveniente. Por el contrario, te aporta mucha comodidad y soltura. Te permite además, proyectar todo el protagonismo sobre tu rostro y los complementos que hayas elegido. En cuanto al peinado que más te favorece, tienes varias posibilidades: puedes optar por un estilo despuntado, que tiende a dulcificar tus facciones o uno más sofisticado, con ondas retro estilo años ’50. Un bonito tocado usando horquillas o una diadema puede ayudarte a conseguir ese toque de glamour que estás buscando. Sin embargo, te recomendamos no recargar demasiado tu look y apostar por la naturalidad huyendo de artificios.

En este video podéis ver algunas propuestas rápidas y sencillas para peinados nupciales con cabellos cortos.

 

Algunos consejos a la hora de elegir tu peinado de novia

No cabe duda de que el primer criterio a tener en cuenta cuando elegimos nuestro peinado de novia debe ser siempre nuestro gusto personal. Optar por un determinado look que no nos convence en base a recomendaciones de familiares, amigos o de tu propio peluquero no es lo más recomendable ya que en el fondo no te sentirás a gusto con algo que no encaja con tu personalidad. Ahora bien, tampoco conviene cerrarse en banda e ir con una idea fija. Lo ideal es barajar distintas alternativas y tener en cuenta algunas consideraciones como la longitud inicial de tu cabello, el corte de tu vestido, el tocado que piensas llevar (con o sin velo) y la forma de tu cara. Un look de novia ideal es aquel con el que tú te sientas cómoda, te favorezca y te idetinfiques a ti misma. Otros factores externos a barajar son, por ejemplo, el clima, el tipo de ceremonia (civil o religiosa), si va a ser de día o de noche, etc.

Un buen peinado tiene que estar hecho para durar. Después del enlace recibirás abrazos de los invitados, bailarás y es posible que alguna racha de viento amenace con deshacer el trabajo de tu peluquero. Piensa en todo ésto desde ahora para hacerte una idea bien clara de lo que deseas.

Teniendo en cuenta la forma de tu rostro, si este es ovalado te sentará bien casi cualquier tipo de peinado o recogido; especialmente aquellos que dejan los laterales despejados y permiten lucir así tus facciones. Evita en lo posible aquellos que juegan con volúmenes exagerados ya que restan suavidad a los contornos faciales.

Si por el contrario tu cara es redonda, debes dar volumen a la parte superior de la cabeza para crear la sensación óptica de un rostro más alargado. En el caso de llevarlo suelto, evita en lo posible la raya al medio y corta tu melena en capas con mechones a diferentes alturas para redefinir mejor el óvalo facial.

El mismo consejo podría aplicarse a las novias con rostro en forma cuadrada o rectangular. Los peinados sueltos, laterales y en capas largas suavizan las líneas del mentón mientras que los recodidos y los moños altos tienden a endurecer las facciones. Si además, tu cara es alargada, te recomendamos llevar un flequillo largo y desfilado hacia un lado ya que acorta ópticamente la distancia entre tu frente y tu barbilla.

Por último, para mujeres con el rostro triangular o en forma de corazón, lo ideal es crear volumen a la altura de la mandíbula. Lo conseguiremos con un corte en capas y ondulando nuestra melena haciendo los bucles más anchos en la parte inferior, o bien haciéndonos un semirecogido juvenil con algunos tirabuzones sueltos.

Otro aspecto muy importante que debes considerar a la hora de elegir el peinado de tu boda, es el tipo de vestido que llevarás. Si se trata de un vestido señorial o bien tiene la espalda al descubierto, lo más apropiado es peinarse un moño o un recogido bajo mientras que si tu traje es de líneas sencillas y no tiene mucho volumen, te sentará de maravilla un semirecogido o incluso una melena suelta con un bonito tocado.

¿Qué tocado voy a llevar?

El tocado es otro detalle muy importante a tener en cuenta en la elaboración de un peinado nupcial.

En el mercado encontrarás diferentes accesorios que te ayudarán a lograr el estilo que buscas más juvenil, elegante o tradicional y que van desde las clásicas tiaras a las flores, coronas o los más atrevidos y sofisticados a base de plumas.

Las tiaras por ejemplo, pueden llevarse con casi cualquier tipo de recogido: desde los moños altos con la nuca despejada a los semirecogidos más informales con bucles en cascada. Podemos encontrarlas de una o varias tiras. También pueden combinarse con el velo y este caso, la colocaremos en la parte frontal mientras que el velo saldrá a media altura del recogido.

 

En el siguiente video podéis ver algunas propuestas interesantes de peinados con tiaras elaboradas con cristal strass.

Recuerda que en el caso de optar por este accesorio, es conveniente que tus pendientes y el resto de las joyas que vayas a lucir sean muy discretas para no ir demasiado recargada.

 

Si deseas un look más fresco y juvenil, también puedes hacerte un tocado con flores.

Para un peinado de inspiración romántica, opta por un semirecogido en cascada adornado con pequeñas flores. Las de mayor tamaño se utilizan en recogidos altos y en moños bajos, y pueden colocarse lateralmente o sobre la nuca. En este caso, cuando la flor es demasiado vistosa y se va a conventir en el centro de atención, es preferible simplificar el recogido lo máximo posible para que el conjunto del tocado no quede demasiado recargado.

En cuanto al material, la mayoría son artificiales (de tela) y van combinadas con el color del vestido, pero también pueden ser naturales e ir conjuntadas con tu ramo de novia. Pide en la floristería unas cuantas flores de tu ramo, las más bonitas y vistosas, y utilízalas para elaborar tu propio tocado.

Otra forma muy original de adornar tu cabello con flores el día de tu boda, es llevarlas a modo de corona ya sea con el cabello corto o largo pero siempre suelto. Es un look ideal para ceremonias hippies y al aire libre.

El velo sigue siendo la tradición más arraigada y muchas mujeres optan por él el día de su boda, sobre todo si se trata de una ceremonia religiosa. Antiguamente, el velo simbolizaba la virginidad de la novia y cubría el rostro de la misma mientras duraba el enlace. Hoy en día se llevan más sin embargo, los velos estilo mantilla, que dejan al descubierto la cara de la novia, y van generalmente acompañando un moño o recogido bajo y en cascada.

Los velos de la colección Rosa Clará 2011, combinan por ejemplo encajes y tul, trabajados de manera artesanal y con acabados exquisitos. Se inspira claramente en los looks de los años 20′ y en las mantillas de estilo español. El resultado es una imagen de novia llena de romanticismo y elegancia.

Un último detalle a tener en cuenta si te decides a usar velo, es que su elección dependerá del estilo de vestido por el que te hayas decidido. Los velos y las mantillas no deben llevarse con trajes excesivamente ornamentados y recargados. Tampoco sientan bien a las mujeres que son demasiado bajitas. Si este es tu caso, te recomendamos que optes por otro tipo de tocado, por ejemplo, las redecillas.

Los tocados con redecilla se pusieron de moda en Europa durante los años 30′ y vuelven a ser tendencia a día de hoy gracias al renacer de los complementos vintage. Son un distintivo de elegancia y sientan especialmente bien si se combinan con recogidos bajos y otros accesorios como joyas de época. Su principal ventaja frente al velo es la comodidad ya que no pesa nada, llegando solamente hasta la altura de los ojos o la barbilla. Las redecillas forman parte de un tocado que puede incluir otros accesorios tales como tiaras, flores o brillantes.

Las nuevas tendencias apuestan cada vez más por accesorios simples para el cabello como pueden ser las peinetas, las horquillas, los broches y los tocados. Entre estos últimos, no podemos olvidarnos de aquellos elaborados a base de plumas, un complemento diferente e ideal para crear una mezcla de aire exótico y vintage. Este tipo de tocados deben elegirse teniendo en cuenta el estilo de tu vestido (quedan de maravilla con trajes de novia de inspiración romántica y también son muy apropiados para ceremonias civiles). Por lo general, forman parte de broches ornamentados con pedrería o flores artificiales.

Las horquillas, por otra parte, son un accesorio muy favorecedor tanto para peinados desestructurados como para moños más elaborados. Quedan fantásticas si se colocan lateralmente en melenas ligeramente onduladas aunque también pueden sujetar un moño o adornar un semirecogido a modo de diadema.

Por último, las peinetas brindan un aire español de inspiración andaluza. Pueden llevarse tanto en el cabello recogido como semirecogido y se complementan a la perfección con el velo o mantilla. En cuanto al material, suelen estar hechas de nácar, plata envejecida o piedras semipreciosas. En este último caso, pueden ser también de colores.

En Internet encontrarás varias tiendas especializadas en la elaboración y venta de tocados para novia.

Por ejemplo, Tutoque elabora tocados exclusivos y personalizados para peinados nupciales.

Verdeagua Alhajas es otra propuesta muy creativa de la diseñadora Virginia Abascal que se inspira en los diseños de la joyería artesanal de países como India, Marruecos, Senegal, Perú, Indonesia o Guatemala y que recientemente también ha incluido un catálogo de tocados para novia en su colección de estilo vintage.

Sara Vergara es una joven diseñadora que nos trae propuestas originales y divertidas; en su colección de tocados de fiesta encontrarás adornos especiales y llenos de magia… le gustan especialmente los motivos de pájaros e insectos.

Dentro de las propuestas más comerciales, tenemos que mencionar también la colección de la diseñadora Rosa Clará para este 2011. Combina diferentes texturas y acabados; una reinvención del estilo vintage inspirada en las joyas antiguas: diademas, horquillas, peinetas y sencillos broches con plumas que aportan un toque de glamour y mágicos destellos a tu recogido.

Las últimas tendencias

Aunque los peinados clásicos nunca pasan de moda y son una apuesta segura para las bodas más convencionales, las novias más modernas prefieren muchas veces informarse y seguir las últimas tendencias en moda y estilismos para el cabello. Algunas de las propuestas más interesantes en recogidos nupciales para el año que viene son:

Peinados vintage

Vuelve la moda inspirada en las divas de Hollywood durante los años 20, 30 y 40. Lo retro se convierte sinónimo de glamour.

peinado de novia vintage

Mucho volumen

vuelven los tupés, los peinados en colmena y los moños y colas de caballo altas. Los recogidos se simplifican en cuanto a su forma dejando el protagonismo a tocados vistosos y a base de plumas, bonitas tiaras o cintas a modo de diadema.

Moños y recogidos laterales

Altos o bajos, con bucles o mechones retorcidos, son una alternativa moderna y original al moño clásico. Simplemente peina tu melena con la raya hacia un lado y lleva todo el conjunto del cabello hacia uno de tus hombros.

 

Despeinados

Para las más atrevidas, regresan los cardados y recogidos de aspecto despeinado. El objetivo es conseguir una imagen más fresca y juvenil, rompiendo la simetría y artificialidad de los clásicos peinados de novia. También se llevan mucho los recogidos con «efecto mojado» y los semirecogidos con mechones sueltos.

 

 Extensiones

el uso de extensiones en los peinados nupciales vuelve a ponerse de moda esta temporada. Las de mejor calidad son las fabricadas a base de cabello natural. Deben colocarse un mes antes de la boda y dispensarles los mismos cuidados que al resto de tu melena, lavando los mechones suavemente con crema suavizante para evitar enredos.

Este tipo de extesiones se unen a tu cabello natural utilizando queratina sintética y una pinza especial que sella por medio de calor. No se distinguen a simple vista y se mimetizan a la perfección con tu melena, pero a la hora de quitártelas debes acudir siempre a tu peluquero o centro de belleza.

También existen extensiones por medio de clips, cuyo método de colocación es menos agresivo y mucho más rápido. Se utilizan sobre todo en recogidos y coletas. Las extensiones no se sirven solamente para aumentar la longitud de tu cabello, sino también para darle volumen, densidad e incluso incorporar mechas de diferentes tonos.

Trenzas

Es otra de las tendencias que vuelven con fuerza este año. Sientan bien a mujeres de casi cualquier edad. Se llevan desde las trenzas más clásicas, acompañadas por un tocado con velo o mantilla a las trenzas laterales y desechas estilo hippy que otorgan un aire fresco y juvenil.

Otra ventaja de llevar recogidos con trenzas es que se trata de un peinado que no exige retoques y te permite resaltar los pendientes y demás complementos del vestido.

Si te decides a lucir una trenza el día de tu boda, has de saber que existen diferentes formas de hacer una trenza: desde la trenza clásica a la trenza de raíz, trenza de espiga o lateral. Si tienes el cabello largo y no piensas llevar velo, puedes hacerte una trenza baja muy larga.

Para las más jóvenes recomendamos llevar trenzas laterales y algo despeinadas, con un tocado sencillo. Por último, las trenzas también pueden formar parte de un recogido o semirecogido, aportando volumen y originalidad a tu peinado. Puedes, incluso, colocarte una pequeña trenza a modo de tiara y hacer un recogido bajo con el resto de tu melena, es una propuesta vintage muy de moda.

Tocados sencillos y originales

Esta temporada triunfan en la pasarela los adornos sencillos para el cabello a base de cristales, flores de tela o plumas.