¿Quieres lucir unos pies suaves y bonitos este verano? Para evitar las asperezas en los pies no es suficiente con hidratarlos a menudo, también debemos hacer una exfoliación natural cada dos semanas para eliminar el exceso de células muertas y dejar que la piel se oxigene. Además, al exfoliar la piel de nuestros pies también aumenta la irrigación de la sangre, aliviando así la retención de líquidos. Prueba esta sencilla receta casera y dile adiós a las durezas y pieles muertas.



Necesitas:

Preparación:

  1. Coloca la manteca de karité en un recipiente al baño María con el aceite de coco hasta que se derrita.
  2. En otro recipiente coloca las sales Epson y el bicarbonato. Mezcla un poco ambos ingredientes con una espátula de madera.
  3. Agrega ahora la manteca de karité derretida y el aceite de coco a la mezcla anterior. Remueve durante un rato con ayuda de la espátula hasta obtener una pasta granulosa de consistencia homogénea.
  4. Por último incorpora las cinco gotitas de aceite esencial de árbol de Té que por sus propiedades antisépticas te servirá para prevenir la aparición de hongos en los pies.

Utiliza esta exfoliante casera para los pies cada dos semanas mientras te duchas (si tienes asperezas puedes usarla más a menudo). No te olvides de hidratar tus pies después del tratamiento.