Al igual que exfoliamos periódicamente nuestro cutis, también es importante realizar una exfoliación corporal una o dos veces a la semana. La piel del cuerpo acumula impurezas y células muertas por lo que necesita oxigenarse, sobre todo si su naturaleza es grasa.


Hoy te traemos una receta fantástica para este fin: una exfoliante corporal de naranja con un fresco aroma a cítricos que dejará tu piel suave al instante.

En aromaterapia los cítricos tienen propiedades revitalizantes y seborreguladoras. Además poseen un alto contenido en antioxidantes como la vitamina C que refuerza las defensas naturales de la piel contra el efecto oxidativo de los radicales libres.

El mejor momento para disfrutar de este tratamiento reparador es durante la ducha ya que los poros están más abiertos en este momento siendo así más sencillo desincrustar las impurezas que los obstruyen.

Para preparar esta exoliante corporal de naranja necesitas:

Sólo tienes que pesar y mezclar todos los ingredientes que te mencionamos, removiendo con una espátula de madera para que se integren bien.

Recuerda que las esencias de cítricos vuelven la piel fotosensible por lo que nunca debes broncearte después de usar esta exfoliante corporal de naranja.