Las bajas temperaturas propias del invierno propician la aparición de faringitis, gripes o resfriados que normalmente se presentan con dolor de garganta.


Seguramente has escuchado en más de una ocasión que los helados o bebidas frías irritan aún más la garganta y es preferible evitarlo; otras personas sin embargo afirman sentirse aliviadas después de consumir algo frío o caliente. ¿Qué hay de cierto en todo esto? ¿Es mejor el frío o el calor contra el dolor de garganta? Antes de responder debemos hacer algunas aclaraciones previas.

¿Por qué se produce el dolor de garganta?

A pesar de tener su origen en una infección vírica, el dolor de garganta no se produce por acción directa de los virus sino por dos sustancias, la bradiquina y la prostaglandina E2 que son liberadas por las células del sistema inmunitario (macrófagos). Estas sustancias estimulan las terminaciones nerviosas y producen el dolor.

El frío tiene un efecto analgésico.

El profesor Ron Eccles, que fue director de un centro de investigación especializado en el resfriado común de la Universidad de Cardiff (Reino Unido), explica que el frío puede ser un buen remedio para aliviar de forma transitoria el dolor de garganta ya que actúa sobre los tejidos inflamados inhibiendo la transmisión de las señales de dolor desde las terminaciones nerviosas. Este efecto analgésico está relacionado con la activación del denominado Receptor de Potencial Transitorio Melastina tipo 8.

Por tanto, es lógico que al tomar un helado o refresco frío sintamos alivio del dolor de garganta aunque no ataquemos directamente a las causas que lo producen.

El calor lubrica la garganta.

Por otra parte, las bebidas calientes como tés, infusiones o incluso un caldo casero, también hacen que nos sintamos mejor ya que aumentan la salivación y la lubricación de la garganta. Esto produce una sensación de confort que hace que el dolor de garganta sea menos molesto. Si además la bebida es dulce, la sensación de confort es mayor ya que el sabor dulce se relaciona con un aumento de los niveles de endorfinas en las zonas cerebrales del dolor.

Otras formas de prevenir y tratar los resfriados.

De media, una persona adulta sufre entre dos y cinco resfriados al año (los niños suelen tener entre siete y diez). Para gozar de buena salud y protegernos contra los virus, es muy importante cuidar nuestros hábitos de higiene y fortalecer el sistema inmune aumentando la ingesta de vitaminas en nuestra dieta.

El profesor Ron Eccles lo ha comprobado además en un estudio realizado con 750 pacientes. que la equinácea es un remedio eficaz para prevenir los resfriados y reducir la intensidad de los síntomas.

Solgar Echinacea - 100 Cápsulas

Solgar Echinacea - 100 Cápsulas

15,98€
Comprar en Amazon
Precio a la hora de escribir este artículo (Precio incl. tasas, condiciones de envio en Amazon)
Soria Natural Extracto de Echinacea XXI - 50 ml

Soria Natural Extracto de Echinacea XXI - 50 ml

9,59€
Comprar en Amazon
Precio a la hora de escribir este artículo (Precio incl. tasas, condiciones de envio en Amazon)

Debe tomarse en cuanto se sienten los primeros síntomas, hasta cinco veces al día, en forma de infusión, en cápsulas o en tintura. Como medida preventiva se toma dos o tres veces al día.