Los jabones líquidos comerciales suelen tener sustancias sintéticas como el lauril sulfato de sodio (SLS), el lauril éter sulfato de sodio (SLES) y otros sulfatos. Estos tienen una excelente capacidad limpiadora y un bajo costo de fabricación, pero pueden resultar irritantes para la piel sensible.


Te proponemos utilizar en su lugar este gel casero de lavanda, ideal para pieles sensibles por sus propiedades calmantes y dermoprotectoras.

Necesitas:

Preparación:

Sólo tienes que mezclar todos los ingredientes y conservar tu gel casero de lavanda en una botella dosificadora. Utilízalo diariamente para limpiar e hidratar tu piel reduciendo la cantidad de sustancias químicas que empleas en tus rutinas de higiene corporal.

Si te ha gustado esta receta ¡ayúdanos a compartirla!