En forma

¿Intestino perezoso? ¡Vence al estreñimiento siguiendo estos consejos!


estreñimiento

Son ya muchos los expertos en nutrición que aseguran que el estreñimiento es el talón de Aquiles de las dietas modernas. Afecta a una de cada dos mujeres y a uno de cada tres hombres.


No todos los tipos de estreñimiento son iguales. Desde el punto de vista médico se habla de estreñimiento espástico y estreñimiento atónico.

El estreñimiento espástico, como su nombre indica, se produce por espasmos cólicos que impiden la progresión normal de las heces mientras que el estreñimiento atónico se debe a una debilidad motora de la pared intestinal (lo que comúnmente conocemos como «intestino perezoso») y tiene que ver casi siempre con la falta de ejercicio y con una ingesta insuficiente de fibra alimentaria.

Aunque muchas veces no le damos la importancia que merece, el estreñimiento es un problema de salud que puede llegar a ser crónico. Esto ocurre cuando hacemos menos de tres deposiciones por semana y las heces son duras en el 25% de las veces que vamos al baño.

¿Cuándo acudir al médico?

En algunas ocasiones es recomendable acudir a la consulta del médico por un problema de estreñimiento:

  • Si llevamos más de una semana sin hacer ninguna deposición.
  • Personas con antecedentes de cáncer de colon o enfermedad inflamatoria intestinal.
  • Si seguimos tratamientos médicos de acción astringente.
  • En el caso de niños, embarazadas o pacientes encamados.
  • Si el estreñimiento aparece bruscamente sin causa aparente.
  • Si además de estar estreñidas tenemos dolor abdominal, vómitos, fiebre o sangre en las heces.

Descartando estas condiciones que acabamos de señalar, en la mayoría de los casos el estreñimiento puede mejorar haciendo pequeños cambios en nuestro estilo de vida, abandonando el sedentarismo y las dietas pobres en fibra.

Consejos para combatir el estreñimiento y mejorar el tránsito intestinal

Recomendaciones dietéticas

La importancia de la fibra alimentaria

Las dietas bajas en fibra, con demasiados azúcares y grasas de origen animal, son las principales responsables del aumento del estreñimiento.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda una ingesta diaria de fibra dietética de 27-40 g.

Algunos de los alimentos que nos aportan mayor cantidad de fibra son:

  • Judías
  • Lentejas
  • Garbanzos
  • Fresas
  • Acelgas
  • Pan integral
  • Espinacas
  • Higos
  • Guisantes

La fruta se aconseja comerla cruda y sin pelar, ya que así conserva toda la fibra.

Por el contrario existen también alimentos astringentes que debemos evitar como el chocolate, la bollería industrial, el pan blanco o los plátanos. ¡Trata de moderar su consumo cuando estás estreñida!

¿Bebes suficiente agua?

Si no se bebe lo suficiente las heces se vuelven duras y secas, lo que favorece el estreñimiento. En general se recomienda beber entre 1,5 y 2 litros al día de agua o zumos de frutas.

Alimentos probióticos

Las cepas de Lactobacillus y Bifidobacterium reducen el estreñimiento y facilitan la función intestinal. ¡Toma dos yogures al día y notarás la diferencia!

¡No te quedes quieta!

La falta de actividad física relentiza la función del intestino agravando los cuadros de estreñimiento.

Está demostrado que caminar 20-30 minutos al día favorece el tránsito intestinal. El yoga y el taichí también pueden ayudarte a resolver el problema.

¿Laxantes sí o no?

Existen diferentes tipos de laxantes pero todos ellos son tratamientos farmacológicos y por lo tanto deben usarse siempre bajo control médico.

Salvo en casos muy concretos, no deben usarse de forma rutinaria ya que a la larga comprometen la salud del intestino.

Esperamos que estos consejos te hayan ayudado. Si es así, no olvides compartirlos en tus redes sociales.


También te puede interesar

Biografía

SomosBellas

Copywriter y periodista freelance en Emprendecontuweb. Me especializo en la redacción de contenidos optimizados para SEO en los blogs corporativos de mis clientes. Me apasiona la lectura y dedico parte de mi tiempo libre al cuidado de los animales.