Será una de las prendas claves de la temporada: elegante, sencilla y fácil de combinar con suéters y camisas. Además este tipo de faldas sientan de maravilla a las mujeres con curvas.




Las hay más clásicas, más rockeras o vintage. Se pueden llevar justo por encima o por debajo de la rodilla aunque si eres bajita te recomendamos que optes por la primera opción y elijas diseños con cinturilla alta.

La falda tubo debe quedar ajustada al cuerpo pero tampoco apretar. La idea es conseguir una figura más estilizada, no vernos embutidas.

Recuerda que puedes combinarlas con zapatos tipo pep-toe, sandalias o botines, pero nunca con botas altas porque no se te verá casi nada de pierna.

¿Tienes ya alguna falda tipo tubo en tu fondo de armario? ¿Te convence este outfit o crees que no sienta bien a todo el mundo?