Hasta hace poco tiempo, la ginecoestética era un tema tabú y poco aceptado socialmente. Pero por suerte los tiempos están cambiando y cada vez más mujeres desean recibir información sobre cuáles son los procedimientos estéticos más adecuados para solucionar aquellos problemas que afectan a su zona íntima.

¿En qué consiste la ginecoestética?

La ginecoestética es una especialidad de la ginecología orientada a resolver problemas estéticos y funcionales del área genital femenina: la vagina, la zona vulvar o el suelo pélvico.

Muchas veces las pacientes acuden a la consulta aquejadas por molestias debidas a alteraciones anatómicas como la forma o el tamaño de los labios mayores o menores, lo que les provoca dolor en las relaciones sexuales e irritación al llevar ropa ajustada o hacer deporte. En otros casos, la finalidad es estética y se practica con fines regenerativos (rejuvenecimiento vaginal) o para embellecer la forma de los genitales externos (blanqueamiento genital, remodelación de labios mayores con ácido hialurónico, eliminación de verrugas o cicatrices, etc.).

Si bien hace bastantes años la vaginoplastia se abordaba mediante técnicas quirúrgicas, a día de hoy los avances en aparatología médico-estética hacen posible que se pueda lograr una mejoría funcional y estética de la zona genital con procedimientos no invasivos como las infiltraciones de ácido hialurónico, el uso de plasma rico en plaquetas (PRP), la carboxiterapia o el láser ginecológico Monalisa Touch (una de las especialidades de Clínica Femini Care, expertos en ginecoestética y rejuvenecimiento láser vaginal).

¿Quieres saber cómo puede ayudarte la ginecoestética a sentirte bien con tu cuerpo? Estos son algunos de los problemas que tienen solución gracias a esta especialidad.

Tratamientos de ginecoestética más demandados.

La laxitud genital, los problemas de incontinencia urinaria o la pigmentación de la zona vulvar y perianal se pueden corregir mediante procedimientos rápidos, seguros y no invasivos. A continuación te mencionamos cuáles son los tratamientos ginecoestéticos más demandados en nuestro país.

Rejuvenecimiento vaginal con láser

Los partos vaginales o los cambios hormonales ligados a la menopausia, pueden provocar una pérdida de tono en la musculatura vaginal, irritación, falta de lubricación o incluso incontinencia leve.

El láser calienta el tejido de la pared vaginal sin dañarlo, estimulando la formación de colágeno nuevo. Gracias a esto la vagina recupera parte de su elasticidad natural. La mucosa adopta un aspecto más nutrido e hidratado y el epitelio se vuelve más espeso y menos laxo.

El láser ginecológico por excelencia es Monalisa Touch que combina la longitud de onda láser CO2, la estructura del pulso D y una adecuada potencia de emisión. Es el tratamiento estrella de las clínicas Femini Care en Madrid y Marbella, donde podrás acceder a los tratamientos de ginecoestética más avanzados.

Relleno de labios con ácido hialurónico

La edad o las pérdidas repentinas de peso pueden ocasionar una pérdida de volumen en los labios mayores, que se ven flácidos.

La infiltraciones con ácido hialurónico son un tratamiento temporal y mínimamente invasivo indicado para mejorar la apariencia de nuestra zona íntima. Se trata de un procedimiento totalmente indoloro ya que previamente se aplica un anestésico local.

Labioplastia de reducción con láser

Según algunos estudios el 20% de las mujeres que acude a la consulta de su ginecólogo tiene problemas relacionados con el tamaño de sus labios menores.

Muchas veces se trata de una cuestión estética pero algunas pacientes sienten molestias al caminar, al llevar ropa ajustada o al mantener relaciones sexuales.

La labioplastia láser es un procedimiento no invasivo que permite corregir la hipertrofia de los labios menores. Se realiza bajo anestesia local en una sola sesión y la recuperación es mucho más rápida que con las técnicas quirúrgicas convencionales. Los extremos sobrantes se resecan empleando el láser como instrumento de corte y coagulación. Gracias a esto el riesgo de infección se reduce, ofreciendo resultados rápidos y satisfactorios.

Corrección de la incontinencia urinaria

Las pérdidas involuntarias de orina son mucho más frecuentes de lo que pensamos. Pueden ocurrir tras un esfuerzo, al estornudar o incluso al reirse. La causa más común es un debilitamiento de la musculatura del suelo pélvico que puede suceder a raíz de muchas causas: partos instrumentales, disminución del nivel de estrógenos con la edad, estreñimiento u obesidad.

El problema puede mejorar fortaleciendo la musculatura del suelo pélvico con ejercicios de Kegel y fisioterapia manual. Si la incontinencia urinaria está relacionada con la atrofia vaginal que se presenta a partir de la menopausia, podemos devolverle el tono a los músculos del suelo pélvico gracias al láser ginecológico Monalisa Touch, un procedimiento seguro e indoloro para que las pérdidas de orina desaparezcan de nuestra vida.

Blanqueamiento genital

Es un procedimiento estético destinado a corregir la hiperpigmentación u oscurecimiento de la piel en la zona genital y anal que se presenta debido a problemas hormonales, a la edad o a una predisposición genética a la pigmentación excesiva.

En otras zonas del cuerpo se suele recurrir al peeling químico, pero dada la delicadeza de la zona genital los expertos recomiendan utilizar el láser como método de blanqueamiento. El láser CO2 fraccionado es capaz de reducir la coloración de la zona desde la primera sesión y mejorar la apariencia de la piel. El número de sesiones necesarias dependerá del grado de oscurecimiento y del tono que se desea conseguir.

¿Qué opináis de estos tratamientos? En una sociedad como la actual donde cada vez nos preocupamos más por el cuidado del cuerpo, es hora de romper los tabús sobre la ginecoestética. El aceptarse a una misma no debería ser incompatible con el bienestar y el disfrute pleno de nuestras vidas, más aún cuando estos procedimientos han demostrado ser seguros y cada vez más accesibles para la población.