cañihua

Seguramente has oído hablar en muchas ocasiones de las bondades de la quinoa, considerada por muchos como un superalimento fundamental en la dieta de los deportistas. Aunque muchos piensan que la quinoa es un cereal, se trata en realidad del grano de la planta Chenopodium Quinoa, que se agrupa dentro de la familia a la que pertenecen las acelgas, las remolachas o las espinacas.



Algo similar sucede con la cañihua o kañiwa, un grano típico de la región andina que cuenta con más de trescientas variedades y que es tanto o más valioso a nivel nutricional que la quinoa, pero escasamente conocido más allá de sus comunidades de cultivo y de los mercados locales.

La cañihua crece en las regiones de Puno, al norte del Lago de Titicaca, en Cusco y Arequipa, entre los 3800 y 4400 metros sobre el nivel del mar. Resiste las elavadas radiaciones del sol, las sequías extremas y las inundaciones. A esta extraordinaria resilencia frente al cambio climático, se le unen una gran cantidad de propiedades nutricionales que la convierten en uno de los mejores cultivos del territorio andino. Es rica en polifenoles, fibra y proteínas de origen vegetal. Por esta razón la NASA la utiliza como ingrediente principal para elaborar galletas o barritas energéticas.

¿Qué variedades de cañihua conocemos?

Existen 334 variedades de cañihua. Las más conocidas son la amarilla, la gris y la parda, siendo esta última la que más se comercializa por su alto contenido en minerales (hierro y calcio), vitamina B2 y vitamina B3. Tiene un color parecido al café y se puede encontrar en grano o harina tostada.

Propiedades nutricionales de la cañihua

Por su riqueza nutricional, la cañihua es considerada un superalimento.

  • Pueden consumirla muchas personas: deportistas, mujeres embarazadas, ancianos, bebés y personas con digestiones delicadas (eso sí, no se recomienda su consumo en si padeces diabetes).
  • Es apta para celíacos. No contiene gluten y por este motivo no irrita el intestino.
  • Es una fuente natural de proteínas vegetales de alto valor biológico.
  • Previene la osteoporosis gracias a su aporte en calcio (entre 110 y 170 mg. por cada 100 gramos). Es el alimento ideal para mantener los huesos fuertes.
  • Además, la cañihua nos proporciona antioxidantes como vitamina E, flavonoides y fenoles. Así, nos protege contra el deterioro celular, retrasa el envejecimiento y previene la aparición de enfermedades degenerativas como el Alzhéimer o el cáncer.
  • Con más de un 10% de fibra soluble e insoluble, la cañihua mejora el tránsito intestinal y regenera la pared del sistema digestivo. Tiene un efecto laxante en el organismo e incluyéndola semanalmente en tus platos, reducirás la hinchazón abdominal.
  • Sus ácidos grasos insaturados contribuyen a fluidificar la sangre, evitando la hipertensión y minimizando el riesgo de enfermedad cardiovascular.

¿Cómo tomar cañihua?

La harina de cañihua puede tomarse en forma de batidos o añadirse a los purés. También se utiliza en repostería para preparar bizcochos o galletas.

Su grano puede ser un buen sustituto de la avena y cocinarse como cualquier otro cereal, hirviéndolo durante 20 minutos acompañado de otras legumbres o verduras. No necesita ponerse a remojo.