Las tres hermanas Kardashian han lanzado al mercado su nueva línea de perfumes Diamonds II. A diferencia de su primera generación de perfumes que estaba inspirada en sus aromas favoritos, Diamond II se inspira en las piedras preciosas preferidas de las celebrities.




Rubí

El rubí es la piedra preciosa favorita de Kourtney, que se identifica con el color rojo puesto que es la piedra de nacimiento de su hija Penélope. En sus palabras, el rubí «simboliza la nobleza, la pasión y la lealtad». Y eso se traduce en un aroma que se forma con una mezcla de rosa, jengibre, jazmín y sándalo.

Esmeralda

La esmeralda es la piedra de Kim. «Siempre me ha gustado el color verde profundo de la esmeralda, que simboliza amor, prosperidad y curación». Algo que se crea con orquídeas, madera de hinoki y azahar.

Zafiro

Para Khloe la mejor piedra es el zafiro, puesto que además de admirar su intenso color, aporta «paz, sabiduría y positividad». Unas sensaciones que se crean gracias a la unión de mandarina, glicina de cobalto y sándalo.

Tres perfumes que guardan un gran significado para ellas puesto que consideran que esos valores son los que las definen. «Estamos muy agradecidas de que nuestra primera colección fuera tan bien recibida y para esta nueva, queríamos que los diamantes fueran un poco más ricos, seductores y sensuales. Cada uno de los tonos son únicos para nosotras y tienen un significado simbólico que realmente nos inspiró», han asegurado las hermanas Kim, Kourtney y Khloe Kardashian al dar a conocer sus nuevos perfumes.