Hace algunos meses hablamos en el blog de las características específicas de la piel del hombre que debemos tener en cuenta a la hora de elaborar nuestros productos cosméticos. La piel del hombre presenta mayor cantidad de glándulas sebáceas debido a la presencia de andrógenos. Esto nos obliga a elegir fórmulas ligeras que hidraten sin engrasar.


Hoy os enseñaremos a preparar una loción after shave casera con aceite de jojoba (uno de los más indicados para las pieles grasas) y activos antisépticos como el aceite esencial de menta o de madera de Ho. ¡No te pierdas esta receta!

Necesitas:

Fase oleosa

Fase acuosa

Aditivos

Preparación:

  1. Coloca un recipiente al baño María con el emulsionante Olivem 1000, la manteca de karité y el aceite de jojoba. Remueve hasta que todo se derrita y retira del fuego.
  2. En otro recipiente al baño María, colocaremos el agua destilada, la glicerina vegetal y la goma Xantana. Espera a que la goma Xantana se deshaga y retira del fuego.
  3. Mezcla la fase acuosa y la fase oleosa con un batidor eléctrico a media potencia. Coloca el recipiente en un bol con agua fría para que baje la temperatura y continúa mezclando hasta obtener una crema de textura homogénea.
  4. Incorpora los aditivos a la crema, mezclando bien después de cada adición. Los aceites esenciales y el conservante irán al final.
  5. Comprueba el pH de tu crema con unas tiras reactivas. Si está alto, puedes bajarlo con unas gotitas de ácido láctico y volver a medir.
  6. Envasa esta loción after shave casera en una botellita dosificadora. Hidrata, refresca la piel y se absorbe rápidamente a través de los poros. ¡Además tiene un aroma delicioso!