loción para las quemaduras solares

Las quemaduras de la piel originadas por exposiciones solares prolongadas y sin protección, siguen siendo un problema bastante frecuente en verano.



Normalmente la sensación de escozor y la inflamación aparecen unas horas después de haber tomado el sol sin las medidas adecuadas.

Para reducir la inflamación y calmar un poco las molestias, te proponemos preparar esta loción aftersun para la piel enrojecida y quemada por el sol. Lleva gel puro de aloe vera que tiene propiedades cicatrizantes y regenera los tejidos, aceite de caléndula (calmante) y aceite de coco (hidratante y descongestivo).

¡No te la pierdas!

Necesitas:

Para la fase acuosa

Para la fase oleosa

Aditivos

Preparación:

  1. Pesa todos los ingredientes en una báscula.
  2. Coloca en un recipiente al baño María los ingredientes de la fase acuosa: el gel puro de aloe vera, la glicerina y también la urea y la Alantoína. Mezcla bien para que se integren.
  3. En otro recipiente al baño María coloca los ingredientes de la fase oleosa y calienta hasta que se derritan los copos de protelán.
  4. Mezcla la fase oleosa en la fase acuosa. Bate constantemente durante unos minutos hasta que tome una textura homogénea.
  5. Por último, añade las diez gotitas de vitamina E y el conservante Sharomix. Vuelve a batir hasta que se integren perfectamente.

Esta loción es muy suave y ligera. Tiene una textura tipo sérum y se absorbe rápidamente calmando la piel irritada.

Otras consideraciones para cuidar la piel con quemaduras solares.

  • Esta loción que te enseñamos a preparar es adecuada para calmar la piel irritada por el sol, inflamada o con rojeces. Pero no sirve para los casos más graves de quemaduras solares. Si se presentan vesículas y ampollas deberás acudir cuanto antes a tu médico para que te recete una pomada antibiótica ya que estas podrían infectarse y ocasionar otros problemas de salud.
  • Trata de bajar el exceso de calor de la piel, ya sea dándote una ducha fresca o aplicando compresas húmedas.
  • Bebe mucha agua y zumos naturales para combatir la deshidratación general del cuerpo.
  • Nunca te rasques las ronchas ya que podrías causarte una infección bacteriana.
  • A no ser que te lo recomiende tu médico, no utilices productos tópicos que contengan sustancias anestésicas como la benzocaina o la lidocaína ya que pueden provocar alergias en algunas personas.
  • No utilices mascarillas caseras con productos que pudieran taponar los poros (por ejemplo la clara de huevo). La piel irritada necesita oxigenarse y por otra parte muchos de estos productos de origen animal pueden ser un caldo de cultivo para las bacterias si luego no lavamos la piel perfectamente. Recuerda que la piel con quemaduras solares queda desprotegida y es mucho más vulnerable a infecciones, por tanto no podemos aplicarnos en ella ingredientes que sí usamos cuando no existe ninguna complicación.