loción hidratante y anticelulítica

Para ganarle la batalla a la celulitis es necesario hacer cambios en nuestro estilo de vida, seleccionar bien los alimentos que comemos y practicar algo de ejercicio diariamente para favorecer la oxigenación celular de los tejidos.

La celulitis o piel de naranja se localiza en el nivel sub-dérmico. Las cremas y lociones de uso tópico actúan sobre la capa más superficial de la piel que es la epidermis. Por este motivo ningún tratamiento aplicado directamente sobre la piel tiene la capacidad de disolver los depósitos grasos.

¿Cómo pueden ayudarnos entonces las lociones anticelulíticas?

Algunos aceites y extractos vegetales tienen la capacidad de ser absorbidos por los poros e incorporarse al torrente sanguíneo donde ejercen una acción depurativa (ayudan a eliminar las toxinas causantes de la formación de piel de naranja) y estimulante de la micro-circulación a nivel capilar.

Lo ideal es aplicarlos después de la ducha, cuando los poros están más receptivos, efectuando un masaje drenante para movilizar los depósitos grasos y facilitar así la expulsión de desechos orgánicos.

Te animamos a probar esta mezcla de aceites para hidratar tu piel al máximo y eliminar la celulitis incipiente.

Necesitas:

El aceite de almendras nutre e hidrata la piel en profundidad mientras que el aceite de aguacate devuelve la elasticidad a los tejidos previniendo la aparición de estrías.

Por otra parte, el aceite esencial de hinojo es conocido por sus virtudes tonificantes y su acción anticelulítica.

Por último, esta loción contiene aceite esencial de limón que ejerce una función desintoxicante.

Consérvala en un envase hermético y alejado de la luz solar. Puedes aplicártela a diario después de la ducha, masajeando las zonas más propensas a sufrir celulitis. Realiza movimientos circulares y ascendentes sobre muslos, caderas, nalgas y abdomen.

Recuerda que el aceite esencial de limón vuelve la piel fotosensible así que no tomes el sol inmediatamente después de usar este remedio.