Poco después de despedirnos de la Semana de la Moda de Milán, asistimos a la última de las grandes citas europeas de la moda. La Semana de la Moda de París se celebró entre el 27 de septiembre y el 5 de octubre. Fueron 37 desfiles en vivo con público reducido debido a la pandemia y 32 presentaciones de marcas en espacios con aforo limitado a los que sólo era posible acceder con invitación.


Una edición que comenzó con el desfile de Kenneth Ize, ganador del LVMH Prize 2019 y que se cerró con un desfile-homenaje a Alber Elbaz, diseñador de AZ Factory fallecido en abril del año pasado.

Algunas de las marcas de prestigio que presentaron sus colecciones en esta edición de la Semana de la Moda de París fueron Christian Dior, Loewe, Isabel Marant, Chanel, Marine Serre, Givenchy, Balenciaga y Valentino entre otras. Regresan también Balmain, Acne Studios, Rochas, Lacoste, Saint Laurent… así como algunos diseñadores emergentes: Victoria/ Tomas, Kenneth Ize o Koché. Entre las ausencias destacadas figuraban firmas como Céline, Off-White, Alexander McQueen, Comme des Garçons y Junya Watanabe.

Pese a los desfiles presenciales, la Federación mantiene el formato phygital que sirvió durante las últimas ediciones para que las marcas pudieran retransmitir sus desfiles de forma virtual en la plataforma de la web oficial de la Semana de la Moda de París.

Además, en paralelo a la pasarela, otros eventos atrajeron la atención de la industrial como la exposición CinéMode en la Cinémathèque de París, organizada por Jean-Paul Gaultier y que rindió homenaje a la historia de la moda en el cine.

El Palais Galliera también presentó una gran retrospectiva por el centenario de Vogue. Además, asistimos al lanzamiento del nuevo perfume de Dior el 28 de septiembre.

Recordemos que la edición pasada celebrada en septiembre de 2020 acogió un total de 88 firmas y que en el pasado mes de marzo, únicamente dos marcas desfilaron en directo: Hermès y Coperni. La vuelta a la Semana de la Moda de París con casi 40 firmas con desfiles en vivo supone un gran giro para sus organizadores y un intento de volver a la anhelada «vieja normalidad» tras las consecuencias que el Covid-19 trajo para las semanas de la moda europeas.

Dior

desfile de Dior

Celebró uno de los desfiles más esperados de la Semana de la Moda de París donde dieron a conocer sus propuestas para la primavera/ verano 2022 con un «front row» al que no faltaron celebrities como Olivia Palermo, Chiara Ferragni, Alexa Chung o Jeanne Damas.

La directora creativa de Dior, María Grazia Chiuri, se inspiró en la genialidad de las colecciones que Marc Bohan creó para la marca en la década de los sesenta. El diseñador fue el artífice del «slim look»: prendas rectas, funcionales y minimalistas que significaron un cambio radical en el guardarropa femenino al priorizar la comodidad por encima del diseño.

La carpa dispuesta en el Jardín de las Tullerías se convirtió en un tablero de juego de mesa por el que las modelos circulaban de casilla en casilla. Una recreación del Juego del sinsentido, una de las obras que encumbraron a la artista Anna Paparotti en los años ’60 y en la que se inspira la puesta en escena de la maison francesa.

La colaboración entre Paparotti y Chiuri utiliza el juego como elemento lúdico que invita a romper las reglas establecidas y convertir en posible lo imposible. Sobre el tablero giraban bolas de discoteca y en la pasarela brillaban vestidos de lentejuelas que resucitaban la estética disco de los ’70, evocando al Piper Club, una discoteca romana que simbolizó en su época la perfecta unión entre intelectualidad y hedonismo.

Sobre este tablero alegórico, las modelos desfilaron con vestidos de corte trapecio, trajes de chaqueta con minifalda o bermudas, chaquetas guateadas, zapatillas deportivas y tejanos. La idea es actualizar los códigos del lujo para llegar a todo tipo de público.

Saint Laurent

Cuando la pandemia comenzó a afectar a Europa, en la primavera de 2020, la marca decidió abandonar los desfiles presenciales y pasarse a la pasarela digital. Pero el pasado 28 de septiembre pudimos asistir al esperado regreso de la maison que presentó su colección en vivo en la icónica Fontaine du Jardin du Trocadéro.

La nueva colección primavera/ verano 2022 Ready-To-Wear de YSL hace un guiño a las siluetas, colores y complementos que se llevaban en los ’80. Los coloridos jumpsuits ajustados o los conjuntos de sastrería con hombreras estructuradas, son algunas de las propuestas más destacadas de la marca.

Una colección que, según ha anunciado el director creativo Anthony Vaccarello, será 100% libre de pieles a partir de 2022.

Balmain

Olivier Rousteing, director creativo de la marca, celebró una década al frente de Balmain con un espectáculo en La Seine Musicale (Boulogne) al que asistieron 3400 personas.

La colección consistió en una serie de prendas donde las asimetrías, los bustiers reconstruidos o los accesorios dorados fueron los protagonistas de la noche.

Modelos como Naomi Campbell, Natasha Poly, Carla Bruni o Milla Jovovich desfilaron sobre la pasarela luciendo las creaciones de Rousteing para la primavera/ verano 2022.

Rochas

Con sólo 24 años Charles de Vilmorin es el nievo director creativo de Rochas. El francés apostó por los colores cálidos, las llamas y los estampados abstractos en su nueva colección para la primavera/ verano 2022.

Fueron piezas clave las faldas con plissé lamé, los vestidos de cuero o las camisas camel con cut out en los hombros.

Chloé

Gabriela Hearst, directora creativa de Chloé, presentó una colección con un evidente enfoque artesanal, profundizando en sus raíces uruguayas.

La colección se presentó en un escenario muy parisino, a orillas del río Sena, un desfile al aire libre con una perspectiva ecológica.

Los vestidos de ganchillo, las sandalias recicladas o el uso del lino en sustitución del algodón (menos contaminante que este último ya que requiere menos agua para su fabricación y emite menos gases con efecto invernadero) son algunos de los elementos clave de la nueva propuesta de Chloé para la primavera/ verano 2022.

«Creemos que la moda de lujo se ha convertido en algo sobre-industrializado, así que la maison expande el número de productos creados por artesanos independientes» – comentó la diseñadora.

Isabel Marant

La diseñadora presentó la colección más playera de la Semana de la Moda de París, conquistando a las incondicionales del estilo boho. No faltaron las blusas románticas, los monos cortos y frescos o las sandalias de tiras ajustadas al tobillo.

Loewe

Su desfile fue uno de los más comentados del evento. Jonathan Anderson se confirma como uno de los diseñadores más creativos e innovadores de la industria con su nueva colección primavera/ verano 2022, una declaración experimental que marca un antes y un después en los códigos de Loewe: juegos visuales, guiños surrealistas y vestidos cubistas con sorprendentes formas geométricas. Los cuerpos de deconstruyen y se desdibujan para darles una apariencia 3D con alambres metálicos, cortes y placas sobre gabardinas o coloridos vestidos slip con lentejuelas.

Uno de los elementos que más ha llamado la atención al público es el corset rígido de estilo armadura. Una obra de arte en sí misma que hemos visto en repetidas ocasiones sobre la alfombra roja de la mano de celebridades como Zendaya o Kim Kardashian.

Homenajear el arte y la cultura forma parte del ADN de Loewe. Anderson explora el mundo manierista del pintor renacentista Pontorno para experimentar con la técnica del drapeado, la escultura y el color por medio de torsiones y desviaciones. Todos sus diseños siguen una línea vertical donde el cuerpo se retuerce y se gira para darle mayor dinamismo, dibujando así una figura alterada que magnifica el acto de vestirse llevándolo a otra dimensión.

Los accesorios tampoco han pasado desapercibidos. Esas ganas de jugar y experimentar se reflejan también en los complementos: las sandalias y zapatos incorporan tacones de fantasía que reproducen objetos cotidianos como una rosa, un pintalabios o una cáscara de huevo.

Los colores van desde los tonos básicos y neutros, al rojo más vibrante o los estampados degradados.

Anderson cuestiona incluso la forma en la que se muestran las colecciones sobre la pasarela y recurre a una puesta en escena minimalista con unas escaleras en el centro del escenario, donde las modelos surgían directamente del suelo para ver las prendas de arriba a abajo y no al revés.

Modernidad, arte y lujo que devuelven a la Semana de la Moda de París su esencia de gran evento cultural.

Valentino

En el corazón de Le Marais, el distrito más elegante y callejero de París, Pierpaolo Piccioli, director artístico de Valentino, presentó una colección vibrante y urbana titulada «En las calles de París». Su objetivo era mostrar la moda como debe ser usada en la calle. Para ello presentó una propuesta arriesgada y juvenil en la que no faltaron tendencias como el cut out o el color block. Había jeans holgados, lentejuelas relucientes y colores llamativos como el amarillo, el fucsia, el morado o el azul.

Aún así, la colección mantuvo el lujo y ostentación que es el sello de la marca Valentino, en detalles como el empleo de la seda que le daba a muchas de sus prendas una sensación de exhuberancia poco común.

La puesta en escena no fue menos glamourosa. Valentino dio la bienvenida a su público en un escenario dispuesto con puestos de flores, sillas y mesas de bistró. Asistieron a la cita celebrities como la actriz británica Vanessa Kirby. Al finalizar el show, como verdaderos parisinos, los invitados recibieron ramos de flores de los vendedores locales de la Ile-de-France.

Hermès

La casa de lujo francesa se trasladó a un aeropuerto a las afueras de París para su desfile prêt à porter.

Su colección, práctica y sofisticada, era una apuesta por la artesanía y los looks en cuero. Las modelos desfilaron en el hangar luciendo blusas de cuero ajustadas, pantalones holgados y vestidos sedosos. Las cámaras de los robots filmaban a las modelos mientras pasaban junto a la plataforma donde estaba ubicado el público.

La directora creativa de Hermès, Nadege Vanhee-Cybulski, agregó toques modernos a las siluetas femeninas, con cinturas de bolsa de papel en faldas largas y pantalones. Las chaquetas y los tops se adornaron con tachuelas y discretas hebillas para darle un aire actual a las prendas.

Al finalizar el desfile, los paneles que servían como telón de fondo se desplazaron ofreciendo una vista abierta del aeropuerto de Bourget, un centro para jets privados.

Balenciaga

Tras expandir su marca en el mundo del streetwear, el diseñador georgiano Demna Gvasalia quiso recuperar para Balenciaga su sello de alta costura, 53 años después de que su fundador cerrara su atelier precisamente en la ciudad de París.

En el mítico Théatre du Châtelet, Balenciaga presentó su nueva colección para la primavera/ verano 2022 titulada «Red Carpet Premiere»; una propuesta innovadora en clave ‘haute couture’ donde las piezas de sastrería conviven con las lentejuelas y los vestidos ceñidos con efectos metalizados. El dramatismo y la opulencia se demostraba en audaces juegos de volúmenes con vestidos de amplias faldas, hombreras XXL o gabardinas ultra-largas. Los elementos sporty también estuvieron presentes en chándales con una estética de lujo que recordaba a la moda de los ’90.

Al finalizar el show, la marca emitió un capítulo exclusivo y personalizado de Los Simpson que transcurre en París.

 

View this post on Instagram

 

Una publicación compartida de (@gvasaliaga)

Balenciaga contó también con un front row de lujo en el que no faltaron celebrities como la modelo internacional Naomi Campbell, la editora jefe de Vogue o el cantante coreano Mark Tuan del grupo BTS.

Givenchy

Matthew Williams celebró su primer desfile presencial como director creativo de Givenchy con la colaboración del artista Josh Smith.

«Quería apoyarme en la tradición de la historia de Givenchy, al mismo tiempo que orientarme realmente hacia el futuro» – comentó el diseñador.

Una colección repleta de piezas de sastrería y diseños con juegos de volúmenes, con el regreso del péplum como una de las tendencias estrella de la próxima temporada. El diseñador también apuesta por las botas altas, los mini-vestidos de neopreno y los corsés ajustados, mezclando elementos clásicos de la alta costura con toques futuristas.

En cuanto a los colores, el negro predomina en la paleta cromática junto con otras tonalidades como el verde, el lila o el azul.

También llamaba la atención el maquillaje de las modelos, al más puro estilo Euphoria o los complementos que parecían sacados de una fiesta de disfraces de Halloween.

Lanvin

La firma presentó una colección inspirada en el art decó con un protagonista inesperado en sus estampados: el superhéroe Batman.

«Teníamos ganas de algo glamouroso, alegre, sexy y muy simple. La idea era apoyar a nuestros clientes tras la pandemia para regresar a la vida social. Creo que ese es nuestro deber» – comentó el director creativo de Lanvin, Bruno Sialelli.

Algunas prendas clave fueron los trajes con lentejuelas de escote pronunciado, mini-vestidos plisados de vuelo o trajes de chaqueta de estilo deportivo.

Como ya os comentamos antes, la gran sorpresa de la firma fue ver que uno de los personajes más famosos de la historia del cómic, Batman, se había convertido en el protagonista de los estampados de muchas de sus prendas. Sialle explicó que este cómic es para él una «máquina de sueños» y una «referencia personal».

«Siempre busco una forma de incluir referencias personales que me obsesionan y ponerlas en contexto con los códigos de la casa. El art decó es muy importante para Lanvin y viendo las películas de Batman de los años ’90, me di cuenta de hasta qué punto su universo se definía a partir de las ideas de la arquitectura art decó» – explica.

Además de la colaboración con la Warner Bros para incluir los estampados de Batman, Lanvin decidió innovar también en los accesorios, como por ejemplo el bolso con correa de cadena que se presenta en una nueva versión con forma curva o las zapatillas deportivas estilo años ’90 como calzado predilecto para conjuntar las prendas.

La pasarela contó también con un elenco muy variado, desde la modelo plus size Paloma Elsesser que estuvo presente en muchos desfiles de esta Semana de la Moda de París, a Naomi Campbell que cerró el desfile con un traje de chaqueta negro con camisa de lentejuelas y una larguísima capa de superheroína.

Giambattista Valli

La firma presentó una de las colecciones más románticas de esta Semana de la Moda de París. Una línea de diseño que apuesta por los trajes de dos piezas, los vestidos con volantes y plumas o las faldas de gran volumen combinadas con crop tops. Como complementos, las modelos lucieron gafas de sol y pendientes largos de cristales swaroski.

Stella McCartney

La diseñadora demostró en su nueva colección primavera/ verano 2022 que la idea de transición hacia un modelo de producción sostenible está firmemente arraigado en la marca.

«En Stella McCartney, obviamente, el futuro gira en torno siempre a la sostenibilidad y la fusión de la moda de lujo con la conservación del planeta» – comentó en una rueda de prensa posterior al desfile.

Una idea que toma forma en una colección llena de energía donde abundan los estampados vegetales en organdí claro junto a una paleta que mezcla los tonos brillantes naturales con los marrones tierra. Las bolsas eran de cuero sostenible, fabricadas en Mylo, una piel artificial creada a partir de hongos cultivados en laboratorio.

Entre las prendas más recurrentes de la colección estaban las americanas de corte amplio, los jerséis de punto oversized, los pantalones holgados, monos y tops ajustados.  Los sensuales cortes ‘cut out’ regresan en vestidos deportivos o monos de cuerpo entero. Los colores neón o los estampados psicodélicos que recuerdan a los años ’70 o los prints vegetales son algunas de las notas que definen la propuesta de Stella McCartney para la primavera/ verano 2022.

Chanel

Virginie Viard presentó una colección dirigida a las nuevas generaciones de jóvenes apasionados por la moda.

Después de tomar el relevo de Chanel tras la muerte del gran Karl Lagerfeld, Viard hizo pequeños cambios sutiles conservando la esencia de la marca. La diseñadora recupera los looks black & white que definieron el estilo de Coco Chanel en sus inicios. Tampoco faltaron los trajes de tweed, el tejido elegante y distinguido que acompañó a Lagerfeld en tantas colecciones, o las prendas icónicas con estampados del logo de Chanel.

Muchos de los diseños estaban acompañados por un gran bolso shopper o un modelo acolchado con cadena.

En los diseños más urbanos, pudimos apreciar muchos guiños a la moda de los ’90: crop tops mostrando el ombligo, collares tipo choker o cinturones de cadena como adorno.

Miu Miu

La marca de Miuccia Prada plantea un regreso a la oficina nada convencional. Sus prendas tienen un aire rebelde y provocativo, con uniformes muy mini y bajos desflecados que buscan intencionadamente un estilo descuidado y grunge.

Louis Vuitton

Su desfile fue muy comentado por la prensa ya que fue interrumpido por una activista con una gran pancarta en la que condenaba el impacto que el consumo excesivo causa en el medioambiente. La activista desfiló casi un minuto entre las modelos e incluso llegó a posar para los fotógrafos. Finalmente, fue sacada en volandas de la pasarela por varios miembros de seguridad.

Pese a que los vigilantes del evento se apresuraron a detener el boicot, su mensaje no ha pasado desapercibido y ahora circula por Internet ya que muchos usuarios de las redes sociales han decidido compartirlo.

En cuanto al desfile, que tuvo lugar en las galerías del Palacio del Louvre al ritmo de música electrónica con melodías barrocas, fue como un baile de máscaras con antifaces de fantasía, largos vestidos de encaje, pantalones de satén y larguísimas capas.

Entre los invitados estuvieron celebrities como la actriz Ana de Armas, Isabelle Huppert, Jennifer Connelly o Chiara Mastroianni, entre otras.

Acne Studios

Su director creativo, Jonny Johansson, presentó una colección muy sensual, cargada de transparencias y tejidos vaporosos. La paleta cromática se mantiene en los tonos neutros con algunas prendas en color verde, azul o amarillo.

Raf Simons

Apostó por la moda inclusiva jugando con siluetas amplias, tonos neutros y estampados clásicos.

AZ Factory

AZ Factory fue la firma encargada de cerrar esta edición de la Semana de la Moda de París, rindiendo un sentido homenaje a su creador, el difunto diseñador Alber Elbaz, que nos dejó el pasado año como tantas otras víctimas de la pandemia.

Más de 40 diseñadores de todo el mundo decidieron dar el cierre más emotivo al evento con un desfile titulado «Love Brings Love». Nombres de la talla de Demna Gvasalia, Daniel Lee, Pieter Mulier, Riccardo Tisci, Alessandro Michelle o Anthony Vaccarello colaboraron en la creación de 70 diseños que recordaban la maestría de Elbaz.

Love Brings Love

El concepto de este cálido homenaje se inspira en el Théatre de la Mode, una exposición de moda celebrada en 1945 con la que los diseñadores de la época expresaron su solidaridad al terminar la II Guerra Mundial, un concepto que en sí mismo fascinaba a Alber.

El desfie se dividió en dos partes: la primera en donde 44 diseñadores dieron un último adiós al maestro de la alta costura; y la segunda donde se presentó la nueva colección de AZ Factory. Esta última fue una propuesta llena de elegancia, con mucho color y proporciones fluidas.

La top model Amber Valletta cerró el desfile con una reverencia, el conocido saludo al público que solía hacer el diseñador.