Maquillaje de ojos: fantasía arabesca.

De sobra es sabido que las mujeres árabes tienen los ojos más bellos del mundo. La poesía habla a menudo de la majestuosidad de su mirada comparándola con los atardeceres o el resplandor de la mañana. Existe una metáfora poética entre el cielo y los ojos de la mujer. Por este motivo, los maquillajes de inspiración árabe suelen plasmar los colores y matices de la cúpula celeste… abundan los tonos dorados que simbolizan la luz del amanecer, los rojos y anaranjados que recuerdan a las nubes del ocaso y finalmente los azules profundos y violetas que nos envuelven en el misterio de la noche estrellada.

¿Cómo realizar un maquillaje arabesco?

La ejecución de este tipo de maquillaje no es demasiado complicada. Básicamente consiste en un juego de dos o más capas de sombras que se van esfumando una sobre otra, al igual que en un maquillaje de ojos «efecto ahumado», pero en esta ocasión, en vez de ser en sentido ascendente, lo haremos en dirección lateral para conseguir una forma almendrada.

Dado que en esta ocasión, trabajaremos con más cantidad de cosmético de lo habitual, se hace imprescindible el uso de una prebase de sombras para que el acabado sea uniforme y se fije mejor.

Primero aplicaremos una sombra clara desde el lagrimal hasta la mitad del párpado móvil (recuerda que debe llegar solamente hasta el centro del ojo, la pupila te puede servir de punto de guía). En el  video que aparece a pie de página puedes observar  que la maquilladora ha utilizado una sombra cremosa en lápiz de Essence in to the Wild eye pencil 01, de un color dorado brillante. Para intensificar el efecto, realiza una leve pasada de sombra en polvo también en color oro.

Después, proseguiremos el trabajo aplicando la segunda sombra de contraste. En esta ocasión, se ha elegido un color rojo anaranjado muy similar al que toma el cielo durante una puesta de sol. Comenzamos delineando con esta sombra el párpado inferior al ras de las pestañas para después sombrear la otra mitad del párpado móvil hasta la línea divisoria con el párpado fijo. Extenderemos la sombra roja hacia el exterior tomando como referencia el final de la ceja. El objetivo es marcar una forma almendrada en nuestros ojos. Tenemos que difuminar también con cuidado la línea de corte entre el rojo y el dorado.

Iluminaremos el arco de la ceja con sombra luminosa que atrape la luz y enfatice los contrastes. En este caso, se emplea la Catrice Velvet Matt 060 nude beige.

Luego, tomaremos una sombra marrón tierra y la aplicaremos en los extremos del ojo, bajo el párpado inferior y hacia la parte más externa del párpado móvil.

Esfumaremos de nuevo con cuidado esta sombra con la roja.

Finalmente, perfilamos nuestros ojos con un delineador líquido de MAC y aplicamos la máscara de pestañas. Colócate un bindi en la zona del entrecejo… ¡el resultado será espectacular!

https://www.youtube.com/watch?v=eo1WGa7UlmA

A continuación veremos otro trabajo muy similar y también en sombras doradas y marrones. Observa que la maquilladora utiliza un truquito especial: para no pasarse con el esfumado y conseguir una forma alargada en los ojos, pega una pequeña tirita de celofán y así no sobrepasa el límite del extremo de la ceja.

Si quieres conseguir un difuminado más natural, utiliza pinceles de diferentes formas y tamaños, incluso puedes echar mano de un bastoncillo como hace ella.

El trabajo se finaliza colocando unas pestañas postizas y cerrando la forma del ojo con varios trazos de eyeliner negro y marrón que se mezclan con la sombra oscura de fondo.

Los labios van en un discreto color anaranjado para no quitarle protagonismo a la mirada.

https://www.youtube.com/watch?v=atyLrcH6-6w

Los tonos azul cobalto nos trasmiten el hechizo de la noche oriental.

En el siguiente tutorial podéis ver un maquillaje de ojos basado en estos colores.

La maquilladora comienza por aplicar los matices claros. Utiliza un lápiz de ojos cremoso en color blanco y comienza a marcar pequeños trazos desde el lagrimal hacia la mitad del párpado móvil. Luego difumina bien con la yema de los dedos.

A continuación, trabaja con un dúo de sombras: una en color azul cobalto muy intenso que va sobre el tono blanco marcado en el paso anterior y otra en color negro desde la mitad del párpado móvil hacia el exterior. La sombra negra debe subir un poco sobre el hueso del párpado fijo definiendo una forma ovalada (tal como vemos en el video) que representa la cúpula celeste.

Difumina bien y fija el resultado con un gel trasparente con purpurina.

Acto seguido, colocaremos una sombra blanca bajo el arco de la ceja y esfumaremos con un pincel suave y de cerdas separadas.

Finalmente, delineamos nuestros ojos, tanto el párpado superior como el inferior, con un delineador en gel de color negro y un perfil fino. Remataremos el trazo en una pequeña colita y aplicaremos la máscara de pestañas.

https://www.youtube.com/watch?v=sE1NQsGRTWI

Para terminar nuestro artículo de hoy, os dejaremos con una última propuesta, esta vez mucho más vanguardista, de maquillaje arábico. Su creadora nos propone una tricotomía de colores inspirada en el arcoiris: amarillo, naranja y violeta. De nuevo, partiremos de la sombra más clara a la más oscura, e iremos difuminando el corte entre ellas. El toque final lo conseguiremos con un perfilado muy perfeccionista, empleando para ello un eyeliner en gel y un pincel biselado de corte plano. Para dar más profundidad a nuestra mirada, podemos colocarnos unas pestañas postizas.

Como habéis podido apreciar, el maquillaje de fantasía arabesca es en sí una técnica que permite infinidad de posibilidades y deja mucho abierto a tu creatividad. Si tuviésemos que definirlo en unas cuantas palabras, destacaríamos el gran protagonismo de la mirada que se convierte en el centro de atención del rostro, los colores intensos y el minucioso trabajo de difuminado de sombras.

También es necesario tener en cuenta que para que un maquillaje arábico luzca correctamente, nuestras cejas tienen que estar pobladas y su forma bien definida… si no es así, necesitaremos trabajar previamente con ellas y pintarlas hasta lograr el efecto deseado.

Existe una predilección por una cierta gama de colores en este tipo de look, no obstante, siempre quedarán mejor un determinado tipo de tonalidades teniendo en cuenta el color de nuestra piel y de nuestras pupilas.

Por último, debes considerar que este tipo de maquillajes que trabajan con mucha cantidad de sombras y de colores muy intensos, no sientan bien a las mujeres que tienen arrugas profundas en el controrno de ojos porque el exceso de cosmético tiende a depositarse en los pequeños surcos. Si este es tu caso, te aconsejamos que optes por un maquillaje ahumado más tradicional en colores tostados, verdosos o no demasiado oscuros y que trabajes antes la zona con una buena base de sombras para matizar las imperfecciones.

 

cosméticoslookmaquillaje árabemaquillaje de fantasíamaquillaje de ojossombra de ojostips de maquillajetutoriales de maquillajevideo