Remedios naturales

Mascarilla de chocolate para el cabello castaño


El chocolate es uno de los dulces favoritos de mucha gente y es que además de su sabor inigualable, posee muchos beneficios para el cuidado de la piel y del cabello. Es hidratante, rico en antioxidantes y relajante. Tratamientos de belleza basados en las propiedades terapéuticas del chocolate como la chocolaterapia tienen cada vez más adeptas, y son muchos los spas y centros de belleza de nuestro país que ofrecen entre sus servicios masajes con chocolate o envolturas corporales.

mascarilla de chocolate para el cabello castaño


Ahora el chocolate también se abre paso en el extenso mundo de los productos dedicados al cuidado capilar: mascarillas, sérums y acondicionadores incorporan este ingrediente en sus fórmulas para reparar las melenas castigadas, nutriendo el pelo en profundidad y haciendo que se vuelva más suave y flexible.

¿Qué le aporta el chocolate a tu cabello?

El chocolate es rico en vitamina B1 (tiamina), magnesio y aminoácidos, todos ellos elementos indispensables para tener un pelo fuerte y bonito.

Si tu cabello está seco o maltratado, la mascarilla capilar de chocolate es ideal para ti porque le aporta un extra de nutrientes e hidratación a tu melena.

El color del cabello también tiene mucho que ver con los beneficios de esta mascarilla ya que está especialmente recomendada para las mujeres con el pelo castaño, ya sea más claro o más oscuro. Si tu melena es de esta tonalidad, el chocolate potenciará su brillo natural.

¿Cómo preparar una mascarilla de chocolate para el cabello?

Necesitarás:

  • Una tableta de chocolate negro puro
  • Dos cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • Un poco de agua

Preparación:

Calienta el chocolate en un cuenco al baño maría. Cuando se derrita, incorpora el aceite de oliva y remueve lentamente la mezcla con la ayuda de una espátula de madera. Luego deberás añadir un poco de agua para darle consistencia cremosa a la mascarilla; estará lista cuando al levantar la espátula esta no gotee.

Llegado este momento, apaga el fuego y vierte el contenido en un recipiente limpio y seco. Deja que se enfríe hasta alcanzar la temperatura ambiente.

Debes aplicar la mascarilla con un pincel sobre el cabello todavía húmedo, como si se tratase de un tinte. Extiéndela por toda la melena, mechón a mechón, y finalmente masajea con ella el cuero cabelludo.

Cuando termines, recoge todo el cabello con una pinza y coloca un gorro térmico sobre tu cabeza o un gorro de ducha normal aplicando después un poco de calor con el secador. Esto hará que la mascarilla de chocolate y sus nutrientes penetren mejor en la fibra capilar. Deja que actúe durante 30 minutos y para terminar, aplica un poco de aire frío con el secador.

Lava tu melena como lo haces normalmente hasta retirar todos los restos de chocolate. ¡Los resultados son sorpredentes!

Recuerda que esta mascarilla no debe emplearse sobre cabellos rubios o rojizos porque podría opacarse su color original.

Esperamos que te haya gustado esta receta.


También te puede interesar

Biografía

SomosBellas

Copywriter y periodista freelance en Emprendecontuweb. Me especializo en la redacción de contenidos optimizados para SEO en los blogs corporativos de mis clientes. Me apasiona la lectura y dedico parte de mi tiempo libre al cuidado de los animales.