Esta mascarilla casera es adecuada para todo tipo de piel y muy sencilla de elaborar.


Necesitas:

  • Un trozo de guayaba
  • Un trozo de mango
  • Un trozo de papaya
  • Una cucharada de miel

Preparación:

  1. Coloca todos los ingredientes en la licuadora y procesa hasta que se hagan zumo.
  2. Extiende esta mascarilla sobre rostro y cuello después de la limpieza facial, evitando la zona del contorno ocular.
  3. Deja que actúe durante 20 minutos y al finalizar, retira todos los restos con abundante agua fría.

Puedes utilizar esta mascarilla dos veces a la semana para darle un extra de luminosidad a tu cutis gracias a su alto contenido en antioxidantes. Recuerda que para tener una piel sana y bonita es importante también beber abundante agua y consumir frutas en abundancia así como alimentos ricos en ácidos grasos Omega-3 y Omega-6.