El mes de julio está llegando a su fin, pero no todo el mundo ha tenido la oportunidad de irse de vacaciones. Algunas personas no han podido salir y otras han preferido quedarse en casa y dedicar más tiempo a la familia o a practicar algún hobby: cocinar, leer, hacer deporte, construir modelos a escala, etc. ¿Te has planteado la posibilidad de aprender a tejer? Es una afición que casi todas tuvimos de niñas, de la mano de nuestras abuelas o de algún familiar, pero que muchas veces abandonamos pues a esta edad todas somos bastante inquietas y poco pacientes.

Si siempre has tenido ganas de recuperar tu historia de amor con las lanas, tengo una buena noticia que darte: ¡Nunca es demasiado tarde para aprender a tejer!

Hace años, retomar esta afición siendo adultos era un poco difícil ya que teníamos que pedir ayuda a una persona experta para que nos enseñase. Hoy en día, gracias a la gran cantidad de cursos y tutoriales para aprender a tejer que existen en Internet, no resulta tan difícil intentarlo. ¡Y no está sola! Cada vez hay más grupos de tejedoras que se conectan a través de las redes sociales y disfrutan compartiendo sus ideas y proyectos.

¿Me recomiendas algún curso online para aprender a tejer?

El curso más completo que he encontrado hasta ahora es Tejer con Lucila. Viene con cientos de vídeos, patrones descargables y trucos para dar forma a casi todas tus ideas.

Podrás aprender a tejer a tu ritmo con las explicaciones de Lucila, una experta tejedora con amplia experiencia formando a alumnas en este arte tan creativo.

Los cursos de Tejer con Lucila están pensados para todos los niveles. Son útiles para quienes necesitan aprender a tejer partiendo desde cero y para quienes ya tienen conocimientos, pero quieren mejorar su técnica.

Las clases son muy amenas y otro punto a favor que seguramente te encantará es que todos los contenidos están categorizados y organizados por temas para que puedas acceder fácilmente a la información que buscas y te saltes las explicaciones que no necesitas.

Soy principiante ¿Cuál es la mejor forma de iniciarme en el mundo del tejido?

Un error común que cometemos al tratar de aprender cualquier cosa nueva es comenzar por lo más difícil. Muchas veces no somos conscientes de la complejidad que involucra una tarea y cuando estamos metidas de lleno en la actividad nos sentimos frustradas, pues vemos que la labor no avanza y que cometemos más errores de los que teníamos en mente.

Lucila aconseja que si eres principiante comiences por lo más básico: el punto a dos agujas sencillo.

Creado por freepik – www.freepik.es

Como muchas de vosotras ya sabéis, los puntos básicos a la hora de tejer son dos:

  • Punto del derecho: es el punto más común. Con el punto del derecho el ovillo queda siempre detrás del tejido. Si tejes todas las hileras de la labor con puntos del derecho obtendrás un tejido en punto Musgo (también conocido como punto Sta. Clara o punto Bobo). Es el punto a dos agujas más sencillo de hacer porque es siempre hacia abajo. Una vez que adquieras soltura con este tipo de punto puedes comenzar a tejer al revés.
  • Punto del revés: es justo lo contrario al punto del derecho. Se colocan las agujas de la misma forma, pero el hilo va por delante de las agujas, en vez de por detrás como se hacía en el punto del derecho. Si alternamos una hilera de punto del derecho y una hilera de punto del revés, obtendremos el famoso punto Jersey.

Estas son las técnicas básicas para tejer punto a dos agujas sencillo. Sin embargo, si quieres perfeccionar la labor y conseguir prendas bien terminadas y confeccionadas, necesitarás aprender algunos truquitos importantes como, por ejemplo, la forma de aumentar y disminuir puntos para darle forma al tejido y cómo cerrar la labor.

¡No te preocupes! Con Lucila descubrirás todos estos tips paso a paso y sin prisas. Son conocimientos que te acompañarán toda la vida y si eres talentosa incluso podrás dedicarte a esta actividad de forma profesional. No te faltarán compradores dispuestos a pagar por tu trabajo ya que las artesanías, si son de calidad, están muy valoradas hoy en día.

Otra ventaja exclusiva de inscribirte en los cursos de Tejer con Lucila es que pasarás a formar parte del exclusivo Club de Tejedoras, una comunidad en la que podrás compartir tus proyectos y conocer a otras apasionadas del tejido.

¿Te animas a revivir tus momentos felices rodeada de lanas? Deshazte de los perjuicios, del “no tengo tiempo” o del “soy demasiado mayor para ponerme con esto”. Aprender a tejer y disfrutar tejiendo nunca ha sido más fácil y entretenido.