La dieta Dukan es una de las dietas más famosas de las últimas décadas. Respaldada por una poderosa campaña de marketing en la que figuran celebridades como Beyoncé o la cantante Mariah Carey, esta dieta ha tenido tal impacto mediático que se estima que su creador Pierre Dukan ha amasado una fortuna de 240 millones de euros desde que comenzó a comercializar su método.


Sin embargo el colegio de médicos francés ya expulsó hace dos años al doctor argelino autor de la milagrosa dieta de los famosos. A pesar de haber sido catalogada como fraudulenta e ineficaz, a día de hoy muchas personas siguen basándose en el método Dukan para intentar bajar de peso. A raíz de estos hechos, la Asociación Española de Dietistas y Nutricionistas nos advierte de los siguientes puntos:

La dieta Dukan no tiene fundamento científico

No existen estudios sobre dicho método y los testimonios personales del autor o de sus pacientes no tiene validez desde la evidencia científica.

Tiene mucho en común con otras dietas fraudulentas

Promete resultados rápidos y mágicos, prohíbe la ingesta de ciertos alimentos y le atribuye a otros propiedades nutricionales extraordinarias, incluyendo relatos y testimonios ficticios para aumentar la credibilidad de sus afirmaciones que contradicen muchos criterios sanitarios.

Contiene afirmaciones ilegales

“Logrará adelgazar de manera inmediata”, “podrá mantener su peso estable durante el resto de su vida”y otras que violan un Decreto de la ley Española.

Es una dieta muy descompensada desde el punto de vista nutricional

Se basa principalmente en el consumo de proteínas y en la reducción de los hidratos de carbono. Las ingestas muy elevadas de proteínas están relacionadas con enfermedades como la osteoporosis, la insuficiencia renal, cáncer, enfermedades vasculares y obesidad.

Potencialmente peligrosa para la salud

Un documento publicado por la Agencia francesa para la Seguridad Alimentaria en Noviembre de 2010 señala que la dieta Dukan puede provocar desequilibrios nutricionales y ser altamente peligrosa para la salud, ocasionar alteraciones somáticas, psicológicas, hormonales o de rendimiento.

Todo esto nos recuerda que cuando necesitamos bajar una cantidad importante de kilos debemos ponernos siempre en manos de un especialista endocrino y no seguir las dietas de moda del momento.