peeling casero con azúcar moreno

Hace algún tiempo os presentamos en el blog un tratamiento reafirmante a base de sal gruesa para recuperar la firmeza de la piel y combatir la aparición de la celulitis o piel de naranja. El peeling que os enseñaremos a preparar hoy, es muy similar tanto en su elaboración como en el modo de aplicarlo (sobre la piel húmeda), pero en este caso su finalidad es la de exfoliar: limpiar los poros de suciedad y de las células muertas que se van incrustando, dejando así la superficie de tu piel suave y aterciopelada.


Gracias a esta sencilla receta disfrutarás de las ventajas de un tratamiento spa en tu propia casa. Además, es muy económico.

Necesitarás:

Preparación:

Emulsiona bien todos los ingredientes en un recipiente pequeño hasta conseguir una mezcla homogénea.

Después de ducharte y con la piel aun mojada, aplica esta loción con movimientos circulares, suaves y ascendentes. Debes tener cuidado de que no penetre en posibles heriditas. Si sufres acné en alguna zona de tu cuerpo, evita el área afectada o exfolía muy suavemente con el fin de no dañar la epidermis. Insiste sobre rodillas y codos ya que en estas zonas la piel suele más áspera que en el resto del cuerpo.

Una vez que hayas terminado, aclárate con abundante agua fría y aplícate tu crema hidratante corporal preferida.