Remedios naturales

¿Por qué deberías exfoliar la piel con ingredientes naturales?


exfoliar la piel con ingredientes naturales

Exfoliar la piel es una rutina de belleza indispensable para el cuidado facial. Al hacerlo, no sólo eliminamos las células muertas y la suciedad que puede obstruir los poros, también mejoramos la irrigación sanguínea y la llegada de nutrientes a las capas más superficiales de la piel. Esto se revela en un cutis suave al tacto y con un extra de luminosidad.


Otro beneficio de exfoliar la piel es que aumentamos la permeabilidad del tejido epidérmico, haciendo que se vuelva más receptivo a cualquier tratamiento nutritivo o hidratante que apliquemos después.

En zonas del cuerpo especialmente rugosas como los codos, los talones o las rodillas, la exfoliación puede devolver la suavidad perdida y evitar el engrosamiento de la piel.

¿Por qué elegir cosméticos naturales para exfoliar la piel?

La mayoría de las exfoliantes caseras utilizan partículas de arrastre para deshacerse de las impurezas que obstruyen los poros y estimular así los procesos de regeneración celular.

En el caso de la cosmética industrial, estas partículas suelen estar formadas por bolitas de polietileno o nailon. Muchos de estos componentes contaminan los océanos y las aguas residuales (seguro que has oído hablar de los micro-plásticos).

Como alternativa los cosméticos naturales recurren a las fibras vegetales, huesos de frutas pulverizados, semillas de amapola, café, azúcar o sal. Estos ingredientes no contaminan el medioambiente y son mucho más saludables para la piel.

No olvidemos que algunas sustancias químicas que contienen los cosméticos, como por ejemplo los perfumes, pueden desencadenar reacciones alérgicas al entrar en contacto con la piel. La permeabilidad del tejido epidérmico permite que muchos de estos componentes puedan llegar al torrente sanguíneo. Se han encontrado restos de estas sustancias incluso en la leche materna o en la sangre del cordón umbilical. Los dietilftalatos, por ejemplo, provocan alteraciones del sistema endocrino mientras que los polietilenglicoles (PEGs) que (muy habituales en los exfoliantes químicos) tienen una función descamativa para favorecer la renovación de los tejidos, pero esto a su vez debilita la piel haciéndola más vulnerable al medio (exposiciones solares, bacterias, polución, etc).

¿Qué ingredientes naturales podemos emplear para exfoliar la piel?

Para hacer una exfoliante casera debes elegir ingredientes naturales que respondan a las necesidades de tu piel. En nuestro artículo «10 exfoliantes caseras para renovar tu piel» te dimos algunas recetas muy interesantes.

Estos son algunos ingredientes económicos que puedes utilizar en la creación de tus mascarillas exfoliantes. ¡Seguro que los tienes en tu cocina!

Azúcar

azúcar para exfoliar la piel

Es una fuente natural de ácido glicólico. La solución más barata y sencilla para alisar la piel de tu rostro.

Tan sólo tienes que mezclar una cucharada de azúcar y dos o tres cucharadas de aceite de jojoba y utilizar esta mezcla para desincrustar las impurezas que obstruyen los poros.

Café

café para exfoliar la piel

Es fantástico como exfoliante corporal ya que ayuda a eliminar la celulitis o piel de naranja.

Mezcla dos tazas de café molido con una taza de sal marina, media taza de aceite de almendras dulces y unas gotitas de aceite esencial de abedul. Remueve bien hasta conseguir una pasta homogénea y utiliza esta mascarilla para exfoliar la piel de tu cuerpo mientras te duchas.

Semillas

semillas de amapola

Las semillas de frutas o huesos de frutas pulverizados, actúan como partículas de arrastre para eliminar las células muertas y suciedad de la la piel. Al tratarse de ingredientes naturales, no contaminan las aguas de los océanos con micro-plásticos.

Puedes mezclar una cucharadilla de semillas de mora, frambuesa o amapola con otra cucharada de miel y exfoliar la piel de tu cara con esta mascarilla 100% ecológica y cargada de propiedades nutritivas.

Sal

sal

Se utiliza sobre todo para elaborar exfoliantes corporales.

Mezcla una cucharada de glicerina con otra cucharada de sal fina hasta obtener una pasta homogénea. Es una solución fantástica para exfoliar la piel de los pies cuando estos están ásperos o tienen callosidades. Sumerge tus pies en agua caliente y después de unos minutos, masajea las zonas más ásperas con esta pasta. Finalmente retira todos los restos con ayuda de una esponja.

Avena

exfoliar la piel con avena

Tiene propiedades antiinflamatorias y emolientes, de modo que no sólo limpia la piel sino que también la humecta en profundidad.

Mezcla una taza de avena molida con un yogurt natutal y dos cucharadas de miel. Masajea tu cutis con esta mascarilla exfoliante, haciendo movimientos circulares y ascendentes con la yema de los dedos. Deja después que actúe durante 10 minutos y aclara todos los restos con agua tibia.

Si te han gustado estos consejos ¡no olvides compartirlos!


También te puede interesar

Biografía

SomosBellas

Copywriter y periodista freelance en Emprendecontuweb. Me especializo en la redacción de contenidos optimizados para SEO en los blogs corporativos de mis clientes. Me apasiona la lectura y dedico parte de mi tiempo libre al cuidado de los animales.