Un objetivo común de muchas mujeres y hombres que se apuntan al gimnasio por estas fechas es conseguir unos abdominales definidos. El factor genético hace que algunas personas sean más propensas que otras a acumular grasa en la parte inferior del cuerpo, pero la alimentación y el estilo de vida juegan un papel clave en todo este proceso. ¿Has oído alguna vez la expresión «los abdominales se hacen en la cocina»? Una dieta equilibrada, alta en proteínas y moderada en grasas y carbohidratos es esencial para que logres tu objetivo de perder barriga. Finalmente, es muy aconsejable complementar estos hábitos de vida saludable con una rutina de ejercicios abdominales ya que una vez que hayas eliminado la capa de grasa necesitarás definir el tono muscular para marcar el famoso sixpack.

Pautas para entrenar correctamente los abdominales.

  • Los abdominales no deben ejercitarse todos los días. Con hacer ejercicios localizados tres veces a la semana es más que suficiente. Los músculos necesitan descansar 48 horas para recuperarse y crecer.
  • Trabaja todas las partes del abdomen. Muchas rutinas se centran únicamente en la parte media o alta del recto abdominal pasando por alto el trabajo de los oblicuos o el transverso abdominal que mantiene la postura y el abdomen contraído.
  • Realiza los ejercicios sin prisas y a un ritmo constante, centrando el esfuerzo en los músculos del abdomen y no en los lumbares u otros grupos musculares.
  • Varía la ejecución e intensidad de los ejercicios para no quedarte estancada.
  • Una vez que hayas progresado, puedes utilizar algún tipo de lastre o peso (por ejemplo el crunch con polea o los encogimientos con bandas de resistencia).

Ejercicios de cardio para definir los abdominales.

Tradicionalmente, los ejercicios para mejorar el tono muscular involucran altas cargas con bajas repeticiones, pero en una primera fase lo importante es deshacerse de la grasa abdominal por eso los ejercicios para perder barriga deben estar incluidos necesariamente dentro de una rutina de entrenamiento cardiovascular.

Te proponemos realizar esta tabla de ejercicios abdominales 2-3 días a la semana combinándolos con la práctica de otros deportes aeróbicos y una dieta baja en calorías.

Spiderman Jump

Colócate en posición de flexión. Mientras desciendes, levanta el pie derecho y lleva la rodilla hacia el codo. Luego, mientras empujas hacia arriba, regresa la pierna derecha a la posición inicial.

Abdominales con pelota suiza

Tumbada sobre una colchoneta, coloca un fitball o pelota suiza entre los tobillos y eleva las piernas hacia el techo. Despega la espalda del suelo y toma la pelota con ambas manos llevándola detrás de tu cabeza. Luego, vuelve a colocarla entre tus piernas y baja hasta la posición inicial.

Pike Crunch

Colócate de pie con los brazos extendidos a lo largo del cuerpo y eleva la pierna izquierda lo máximo que puedas. Trata de tocar la punta del pie con la mano derecha. Haz 15 repeticiones con cada lado del cuerpo.

Abdominales de rana desde las piernas

Es un ejercicio que requiere bastante flexibilidad y no todo el mundo será capaz de hacerlo. Tumbada en el suelo, eleva las piernas manteniendo la posición de rana. Desde esta postura, lleva las piernas hacia atrás elevando las caderas. Siente cómo se activan los músculos abdominales y oblicuos. Luego, desciende lentamente la cadera hasta llegar al suelo.

Abdominales de pie

Un ejercicio inspirado en el kickboxing ideal para tonificar los abdominales y quemar calorías. De pie, con la espalda recta y las manos cruzadas detrás de la nuca, eleva la rodilla derecha hacia el pecho mientras tratas de tocarla con la punta del codo izquierdo. Luego repite el mismo movimiento elevando la rodilla izquierda.

Plancha con patada lateral

Un ejercicio que combina resistencia y trabajo cardiovascular. Colócate en posición de plancha y contrae el abdomen. Desplaza el pie izquierdo hacia afuera de forma que la punta del pie mire hacia la pared. Luego gira y flexiona la pierna derecha haciendo que pase por debajo de la izquierda. Repite el ejercicio de forma dinámica ¡será un verdadero desafío!

Otros consejos para aficionadas al fitness.

La tabla de ejercicios que acabamos de explicar, está pensada para afinar la cintura y quemar calorías. Si quieres desarrollar musculatura en la zona abdominal, tarde o temprano necesitarás pasarte al entrenamiento con pesas: rotaciones de abdominales con peso, crunch en polea, elevación de piernas con tobilleras lastradas, etc.

Además, deberás cuidar tu dieta y utilizar algún producto cosmético como el reductor abdominal de Mi Rebotica. Su innovadora fórmula está desarrollada para combatir específicamente la grasa localizada en cintura y abdomen.

¿Realmente es necesario utilizar un producto quemagrasas?

Desgraciadamente, existe un tipo de grasa que no responde bien a la dieta y el ejercicio: la celulitis o piel de naranja. La celulitis afecta a la capa intermedia de la piel (dermis) y los tejidos debajo de esta. Nuestros músculos suelen recurrir primero a las grandes reservas de energía. Por eso notarás que al practicar actividad física empiezas a reducir centímetros de cintura pero esos pequeños hoyuelos que se forman debajo de la piel no desaparecen así como así.

El Gel quemagrasa con efecto calor de Mi Rebotica mejora la vascularización de la zona favoreciendo el drenaje de toxinas y de los depósitos grasos resistentes al ejercicio. Debes aplicarlo mediante un vigoroso masaje con movimientos circulares y ascendentes para reactivar el flujo sanguíneo y potenciar su acción drenante.

Otro producto estrella de la marca es el sérum reafirmante corporal con kigelia africana, centella asiática, cardo mariano, raíz de amaral y azufaifo espinoso. Gracias a su efecto tensor y a la eficacia de sus principios activos, mantiene la piel firme y elástica evitando la flacidez que suele aparecer tras las dietas de adelgazamiento.

¿Has empezado ya la operación bikini? Seguro que si combinas estos ejercicios para perder barriga con el uso de los productos reafirmantes y quemagrasas de Mi Rebotica ¡el éxito está asegurado!