Para un maquillaje perfecto, uniforme, sin brillos ni asperezas es necesario preparar previamente nuestra piel y seguir una serie de indicaciones en su aplicación para mejorar su adherencia y lograr una textura suave y natural.

consejos de maquillaje



Algunas de estas recomendaciones son:

  1. Limpia y desmaquilla tu piel perfectamente, utilizando una leche limpiadora o un gel indicado para la limpieza facial (para aprender a hacer una limpieza de cutis casera, leer este artículo).
  2. Tonifica e hidrata con una crema o loción humectante que responda a las necesidades de tu cutis.
  3. Atenúa las ojeras con una crema especial para el contorno de ojos y procede después a aplicar el corrector antiojeras en pequeñas cantidades, dando toquecitos suaves con la yema de los dedos o con un pincel y luego difuminándolo para que quede uniforme.
  4. Finalmente, debes aplicar un fondo de maquillaje que se adapte a la tonalidad y a la textura de tu piel (grasa, seca, mixta, madura).
  5. En aquellas zonas de tu rostro que requieran mayor relieve, aplica un iluminador de tonalidad amarillenta, principalmente en los pliegues nasogenianos, en la frente, en el hueso de la nariz para afinarla y alrededor de la boca y ojos.