Como ya sabéis muchas seguidoras del blog, cada cierto tiempo os comentamos las propiedades y beneficios de los aceites esenciales empleados en aromaterapia. Al ser un tema bastante extenso, lo mejor es ir descubriendo poco a poco todo lo relacionado con el uso de estos aceites.


Hoy me gustaría hablar de un aceite muy refrescante, de base cítrica y con un gran poder astringente: el aceite esencial de pomelo.

¿Cómo se obtiene el aceite esencial de pomelo?

El pomelo es una fruta híbrida que viene de la mezcla de dos especies llamadas Citrus x sinensis y Citrus máxima. El cruce se llevó a cabo en 1750 en las Indias Occidentales (lo que actualmente se conoce como Barbados). Unos años después se fue extendiendo su cultivo por España, Estados Unidos o el Caribe.

El botánico MacFayden le dio el nombre científico de “Citrus Paradisi” o “limón del paraíso” por la exhuberancia de sus frutos que pueden llegar a tener 15 cm de diámetro.

En cuanto al arbusto, es de hoja perenne y alcanza una altura de 5 ó 6 metros.

El fruto del pomelo posee una corteza gruesa de color rosado o amarillo. Se recolecta en otoño o a comienzos del invierno. De su presión en frío se obtiene un valioso aceite esencial, con propiedades antiinflamatorias y antioxidantes.

Cabe destacar que, en proporción a su tamaño, se consigue menor cantidad de aceite esencial de pomelo que de otros cítricos como el limón o la naranja, por esta razón tiene un precio algo más elevado ya que el grado de dificultad para obtenerlo es mayor.

Su composición

Naissance Pomelo - Aceite Esencial 100% Puro 100ml

Naissance Pomelo - Aceite Esencial 100% Puro 100ml

  • Vigorizante y Purificante
  • Se usa para el exceso de grasa y descongestionar los poros
  • Su aroma promueve la relajación

17,99€
Comprar en Amazon
Precio a la hora de escribir este artículo (Precio incl. tasas, condiciones de envio en Amazon)

El aceite esencial de pomelo tiene un olor fuerte y a la vez refrescante. Está compuesto de limoneno entre 85 5 y 95 %, vitamina C, vitamina B1, vitamina A y otros componentes.

El licopeno es el responsable de su característico color rojizo. También contiene, linalool, mirceno, terpineno, acetato de decyl, ácido salicílico, flavonoides, thujene, acetato de nerilo, azucares, proteínas, pectina, carotenoides, hidratos de carbono, acetato de decyl, oxálico ácidos málico caprinaldehyde, ácido fólico, vitaminas (A, C y vitaminas del grupo B), ácido tartárico, pineno, citronelol y como dijimos anteriormente, limoneno que es el componente más abundante en su composición.

Beneficios para la piel

  • El aceite esencial de pomelo es rico en vitamina C, un poderoso antioxidante natural que neutraliza la acción dañina de los radicales libres y estimula la formación de colágeno nuevo.
  • Por otra parte, el pineno y el limoneno tienen un efecto refrescante y vigorizante y entre sus muchas virtudes favorecen la eliminación de toxinas del organismo, alivian la sensación de mareo o dolores de cabeza, estimulan el flujo linfático y sirven por lo tanto para mejorar la condición de la piel de naranja o celulitis.
  • Gracias a sus propiedades antisépticas y antiinflamatorias, es muy eficaz para combatir los brotes de acné o la caspa en el cuero cabelludo (si lo añadimos al champú).

Con todo debes tener en cuenta que como cualquier otro aceite esencial, debe mezclarse previamente con otro aceite vehicular para no producir irritaciones.

Algunas formas sencillas de utilizar el aceite esencial de pomelo en tu día a día

  • Para deshacerse de la celulitis: mezcla una taza de aceite de maíz, 1/4 taza de aceite esencial de pomelo y dos cucharaditas de tomillo seco. Aplícatela sobre la zona afectada y deja actuar durante media hora aproximadamente.
  • Para un masaje revitalizante: mezcla unas gotitas de aceite esencial de pomelo con media taza de aceite de almendras y masajea todo tu cuerpo después de la ducha desde los pies a la parte superior del cuerpo para estimular la circulación y el flujo sanguíneo.
  • Para los pies cansados: sumerge tus pies en agua tibia a la que agregarás unas gotitas de aceite esencial de pomelo. Relájate con tu música favorita durante media hora y seca tus pies después del baño.
  • Para la fatiga corporal: toma un baño de agua caliente (unos 20 minutos) y agrega al agua de tu bañera 15 gotas de aceite esencial de pomelo y 8 gotas de aceite esencial de mandarina. Pronto comenzarás a sentirte mejor.

¿Habéis probado ya este aceite en vuestras recetas de cosmética natural? Yo lo utilizo mucho para hacer jabones pero es fantástico también para masajes, para baños relajantes, para levantar el ánimo y aliviar los mareos, etc.