¿Quién no ha probado un kiwi alguna vez? ¿Quién no ha disfrutado de su intenso y fresco sabor? Aunque a primera vista parezca una fruta tropical, el kiwi es originario de China, concretamente de los bosques del valle del río Yangtsé.


Hoy os contaremos algunos de los beneficios saludables de esta deliciosa fruta. Y os avisamos que no son pocos.

Beneficios de comer kiwi para la salud:

  • Facilita los procesos digestivos, combate la pesadez estomacal y la gastritis.
  • Gracias a su alto contenido en fibra, combate el estreñimiento (sobre todo si lo comemos en ayunas).
  • También es un poderoso antioxidante. Neutraliza la acción de los radicales libres causantes de los procesos oxidativos que provocan el envejecimiento celular.
  • Por si fuera poco, el kiwi es un gran aliado de nuestro sistema cardiovascular. Un estudio reciente de la Universidad de Oslo llegó a la conclusión de que comer entre dos y tres kiwis al día reduce la agregación plaquetaria y mantiene estables los niveles de colesterol en sangre, dos puntos clave para evitar algunas de las enfermedades cardiovasculares más peligrosas.

El valor nutricional del kiwi

Buena parte de los beneficios que tiene el kiwi para nuestro sistema digestivo, proceden de su alto contenido en fibra (3 gramos de fibra por cada 100 gramos). Además, nos proporciona tanto fibra soluble como insoluble. Si lo combinamos con unas cucharadas de copos de avena tendremos un desayuno muy digestivo y saludable.

Los kiwis son ricos también en clorofila, carotenos, xantofilas y luteínas (todas ellas sustancias muy importantes para la salud). Pero sin duda su mayor valor nutricional reside en su alto contenido en vitaminas C y E (dos antioxidantes que refuerzan el sistema inmunológico) y minerales como el potasio o el magnesio. Sus semillas poseen ácidos grasos Omega-3 que como bien sabéis, son indispensables para el buen funcionamiento del corazón.

¡No te prives de esta fantástica fruta!