Seguro que en más de una ocasión has escuchado el término «cold cream» para referirse a una crema humectante. Su nombre viene del inglés y la traducción literal es «crema fría», de ahí que mucha gente piensa que es ideal para hidratar la piel frente a las bajas temperaturas (lo cual es cierto), pero realmente estas cremas se diferencian de otros productos en que son una emulsión de agua en aceite, al contrario que las emulsiones de aceite en agua que se evaporan antes al entrar en contacto con la piel.


Las cold cream no son un nuevo invento de la cosmética, en realidad su fórmula se conoce desde hace cientos de años. Fue el médico griego Galeno quien la descubrió en el siglo II y de hecho en Francia se la sigue llamando «cerat de Galien» (cera de Galeno). Tradicionalmente se elaboraba con ingredientes como aceite de almendras dulces, cera de abejas y agua de rosas. Su finalidad era de la reparar y proteger la piel. Ya en el siglo XIX se convirtió en un cosmético industrial con una gran notoriedad. A partir de este momento, la crema pasó por diferentes transformaciones para hacerla más suave, menos espesa y de más rápida absorción. Así surgieron varias alternativas a la receta original icorporando otros aceites vegetales (por ejemplo sustituyendo el aceite de almendras dulces por aceite de sésamo o aceite de oliva). Elizabeth Arden o Helena Rubinstein fueron algunas de las grandes casas de cosmética que experimentaron con sus propias fórmulas basándose en la receta original de las cold cream.

¿Cuándo usar una cold cream?

Las cold cream son muy eficaces para hidratar, nutrir y reparar la piel agredida. Al ser cremas ricas y oclusivas, crean una barrera protectora que preserva el manto lípido de la piel frente a las inclemencias del tiempo. Por eso se consideran una buena solución para pieles secas e irritadas, así como para evitar la deshidratación y tirantez producidas por el frío.

Los avances en el campo de la cosmética han permitido dar con nuevas fórmulas de cold cream adecuadas para diferentes tipos de piel. De hecho se utilizan elaboraciones de cold cream para proteger la piel de los niños, para el cuidado de la piel sensible o en casos de afecciones cutáneas como la psoriasis y la piel atópica.

Su uso, obviamente, no es sólo facial. Sus propiedades reparadoras hacen que las cold cream sean un buen remedio para la sequedad corporal, por ejemplo: manos agrietadas, pies secos y con durezas, codos. rodillas o talones.

Productos recomendados:

Crema hidratante Cold Cream de Avène

Nutre hidrata y protege las pieles secas o muy secas ofreciendo un gran bienestar desde la primera aplicación. De textura untosa incorpora cera blanca de abejas que protege la piel de forma suave y natural, agua termal de Avène (calmante y anti-irritante) y aceites vegetales que le proporcionan a la crema una textura untosa y una sensación de bienestar en el momento de su aplicación.

Avène - Crema Cold Cream 40 ml

Avène - Crema Cold Cream 40 ml

  • Ofrece enfriamiento, hidratación y comodidad para pieles extremadamente deshidratadas y sensibles
  • La cera de abejas bloquea la humedad, mientras que el agua termal suaviza y alivia la inflamación
  • Protege contra la pérdida de humedad, manteniendo la piel regordeta y flexible
  • También es óptima para usar en el cuerpo, la cara y las manos de bebés, niños y adultos
7,80€
Comprar en Amazon
Precio a la hora de escribir este artículo (Precio incl. tasas, condiciones de envio en Amazon)

Cremas de manos Bio Beauté de Nuxe

Nutren e hidratan las manos secas y agrietadas gracias a su fórmula intensiva rica en aceite de almendras dulces, agua de rosas y cera de abejas (todos ellos de procedencia ecológica). También contiene manteca de karité, aceite de jojoba y aceite de coco.

Bio Beaute Nuxe Bio Beaute Cold Cream Mains 2X50Ml

Bio Beaute Nuxe Bio Beaute Cold Cream Mains 2X50Ml

27,81€
Comprar en Amazon
Precio a la hora de escribir este artículo (Precio incl. tasas, condiciones de envio en Amazon)

Cold Cream de Klorane

Protege y cuida la piel irritada del bebé y favorece la eliminación de la costra láctea gracias a su fórmula con aceite de caléndula (deal para le piel sensible). Sin parabenos, alcohol ni ftalatos.

Klorane Baby Nourishing Cold Cream 125ml

Klorane Baby Nourishing Cold Cream 125ml

20,13€
Comprar en Amazon
Precio a la hora de escribir este artículo (Precio incl. tasas, condiciones de envio en Amazon)

Cold Cream de Mustela

Crea un efecto escudo sobre la piel que protege el manto hidrolipídico de las agresiones externas como el frío y el viento. Además mantiene la piel hidratada durante ocho horas gracias a su fórmula con manteca de karité, aceite de almendras y aceite de maíz. Su textura rica y cremosa se absorbe rápidamente sin dejar sensación grasa.

Mustela hydra stick cold cream 10ml.

Mustela hydra stick cold cream 10ml.

4,79€
Comprar en Amazon
Precio a la hora de escribir este artículo (Precio incl. tasas, condiciones de envio en Amazon)