Existen muchas afirmaciones y puntos de vista diferentes en lo que respecta a la caída del cabello y su relación con el cambio estacional. Mientras que algunos especialistas sostienen que las estaciones del año influyen en el estado del cuero cabelludo, otros expertos restan importancia a esta afirmación y apuntan a que los ciclos del cabello son siempre los mismos.



Defensores de la caída estacional del cabello

Quienes aseveran que el cabello sufre caídas estacionales, sostienen que la época del año de mayor caída es el otoño.

Dos factores serían los principales responsables de esta caída. Por un lado, en verano el cabello experimenta diferentes tipos de agresiones ambientales: los rayos de sol, el agua salada del mar, el cloro de las piscinas, etc. La fibra capilar llega así visiblemente deteriorada al otoño, cuando tiene que sufrir de nuevo debido a las bajas temperaturas.

Por otra parte, durante el verano se incrementa la actividad metabólica y esto se refleja en un crecimiento acelerado del cabello. Así al llegar el otoño perdemos más pelo ya que los folículos capilares entran en su fase de reposo. Esta etapa de crecimiento abundante del cabello que se da en los meses de altas temperaturas contrasta fuertemente cuando en los meses de frío la caída se vuelve pronunciada.

Para compensar la caída estacional del cabello y tener un pelo fuerte y sano en otoño, debemos mantener limpio el cuero cabelludo y evitar manipulaciones agresivas como la decoloración o las permanentes. También podemos tomar suplementos que contengan hierro, zinc y vitaminas A, E y D imprescindibles para la salud del cabello.

Detractores de la caída estacional del cabello

Algunos expertos como el cirujano plástico y estético Richard Aziza, opinan que la caída estacional del cabello no tiene gran repercusión.

Los cabellos tienen un ciclo de vida aproximado de 3 a 5 años. Pasado ese tiempo, el cabello cae para ser sustituido por otro nuevo. En algunos años se produce la renovación de hasta cien mil cabellos por lo que no es extraño que caigan unos 80 cabellos por día.

Independientemente de que sea mito o realidad la caída estacional del cabello, debemos cuidar nuestro cuero cabelludo durante todo el año y alimentarnos de forma equilibrada para que las carencias nutricionales no repercutan en una pérdida acelerada del cabello.

Si la caída es sostenida en el tiempo, conviene consultar a un profesional para que determine la causa y el tratamiento más indicado en nuestro caso.